Promesas incumplidas sobre Internet

El programa del Gobierno para aprender a navegar por la red no entra en vigor pese a los reiterados anuncios. El miércoles pasado, con un año de retraso, una nota del Ministerio de Ciencia y Tecnología anunció que los cursos de Internet para todos han comenzado ya en Madrid y Málaga. ¿Será verdad que por fin se podrá aprender a navegar a razón de 15 horas, 15 euros?El miércoles pasado, con un año de retraso, una nota del Ministerio de Ciencia y Tecnología anunció que los cursos de Internet para todos han comenzado ya en Madrid y Málaga. ¿Será verdad que por fin se podrá aprender a navegar a razón de 15 horas, 15 euros? Dan un teléfono: 900 900 385.

-¿Han empezado ya los cursos de Internet para todos en Madrid?

– ‘No, pero si quiere tomo nota de sus datos y cuando tengamos establecida la demanda de aspirantes le diremos en qué centros de su zona puede apuntarse?’, contestan en el número de información del Ministerio.

¿A quién creer, al Ministerio de Ciencia y Tecnología o al Ministerio de Ciencia y Tecnología? Mejor comprobarlo centro por centro entre los que aparecen en la web internetparatodos.es. Primero, Málaga.

-Hola, llamaba para saber si han empezado ya los cursos de Intenet para todos.

Ana Botella y Anna Birulés presentaron los cursillos con una fiesta el pasado día 16

-‘¿De Internet? ¿Del ministerio? ¿De qué me habla? Ni idea’. Otra voz se pone: ‘No, no hemos firmado ese contrato con el ministerio. Y ¿dice que estamos en Internet como centro colaborador? Bueno es saberlo’.

Se marca otro número.

-‘No, aún no hemos llegado a un acuerdo con el ministerio y tampoco sabíamos que estábamos en Internet como centro colaborador’.

A ver en Antequera.

-‘Nosotros no hemos firmado ese acuerdo’.

Peor. Otra vez en Málaga.

-‘Ha salido la noticia pero no nos han dicho que vayamos a empezar en breve’.

Otro: ‘Creo será en junio, pero el ministerio nos lo tiene que confirmar’. Y otro: ‘No, creo que van a tardar’. Y otro más: ‘No, el acuerdo está firmado, pero los profesores necesitan dar un curso que tiene que impartir el ministerio’.

Probamos en Fuengirola. ‘No, eso no se ha montado todavía’. Y otro número: ‘No, esto no es Málaga, es Móstoles’.

De veintipico teléfonos que aparecen recogidos en la provincia malagueña, sólo uno dice estar listo para impartir el curso. Un par de ellos comunican.

Que no cunda el pánico. Siempre queda probar suerte entre las más de 100 academias que la página web registra como centros colaboradores del ministerio en Madrid. El aspirante efectúa alrededor de 30 llamadas. Sólo una, en Fuenlabrada, hace diana. El resto:

‘Creo que empezamos en septiembre del año que viene.’ ‘No, el del ministerio no, pero tenemos un curso de Internet a 120 euros que…’. ‘No, empiezan el 20 de junio’. (Esta respuesta se repitió en varias ocasiones).’Quizá a mediados de la semana que viene, si quiere le anoto sus datos.’ ‘No, en Madrid sólo han empezado dos cursos piloto’. ‘No sabemos nada. Llamó el ministerio, les dijimos que sí, pero no sabemos ni cuándo empiezan, ni cómo van, ni nada’. ‘No sé por qué aparecemos en Internet como centro colaborador, porque le dijimos al ministerio que no le dábamos permiso para ponernos mientras no le devolviéramos el documento firmado…’ ‘Tienen que mandarnos el material’. ‘No estamos inscritos. Nos escribió el ministerio pero sólo para pedirnos opinión’.

Definitivamente, Internet para todos no ha empezado. Estos cursillos para aprender a navegar los ha presentado el Gobierno tres o cuatro veces en dos años. La última, el pasado 16 de mayo, en pomposa ceremonia mediática con Ana Botella y la ministra Anna Birulés. Aquel día se entregaron los tres primeros carnés de internautas a personas que habían hecho el curso piloto; se presentó en pantallas gigantes la campaña de anuncios televisivos; se entrevistó a famosos que contaron las ventajas de manejar el ratón con soltura. En fin, una de esas presentaciones festivas que en el ámbito científico español ya se conocen como la publiciencia del Ministerio. Digerido el cóctel de aquel día, los cursos siguen sin comenzar.

El aspirante a internauta, por curiosidad y por seguir avanzando en los conocimientos de la red, se interna en otras provincias, a ver si hay más suerte. Por ejemplo, Teruel, que el día 16 aparecía con dos centros colaboradores en los papeles del ministerio cuando no había ninguno. Ahora tiene nueve. ‘Nos han pedido los requisitos, pero no nos han dicho nada aún’.

¿Qué pasará por ejemplo en Murcia?

– ‘Hace muy poco que hemos firmado el protocolo. Quizá empezarán en junio’. O: ‘Me sorprende, esto es un proceso largo, para verano más o menos. Pero, ¿cómo sabe esto?’

Ciencia y Tecnología anunció el pasado miércoles que ya hay más de 1.100 centros colaboradores. En una nota del viernes habían bajado a 1.050. Pero los alumnos inscritos aumentaron en ese mismo tiempo de 5.400 a 5.800. Otra nota recogía un acuerdo con RTVE para la campaña publicitaria. Y otra anunciaba la instalación de tres carpas en la Feria del Libro de Madrid donde poder inscribirse. Pretenden formar a un millón de personas en toda España.

Categorias: Internacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados