Un paso más hacia el DNI digital

El Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCYT) pone Online el segundo borrador del Anteproyecto de Ley de firma electrónica, en el que el internauta tiene a su alcance las bases para la regulación del Documento Nacional de Identidad electrónico. Asimismo, este borrador, disponible en la dirección Mcyt.es, también ofrece en la Red la opción de que el usuario sea capaz de emitir certificados a nombre de personas jurídicas…El objetivo de este Anteproyecto, que está en fase de tramitación y que ha sido elaborado por el Ministerio recién estrenado por Piqué y en colaboración con los ministerios de Economía, Justicia, Administraciones Públicas e Interior, es generalizar el uso de la firma electrónica como herramienta de seguridad de las transacciones, basándose en los principios de la directiva europea sobre esta materia.

La inclusión en la iniciativa legislativa de las bases para la regulación del DNI electrónico contribuirá –indicó el Ministerio– a “incrementar la disponibilidad, utilidad y accesibilidad de la firma electrónica”.

Al tiempo, el MCYT destaca que la implantación del DNI electrónico, cuya ejecución está impulsada por Interior y se enmarca en el Plan de Acción INFO XXI, representará un avance sustancial en el desarrollo de la Administración y comercio electrónico, y pondrá a disposición de los ciudadanos reconocidos, que garantizan digitalmente su identidad y proporcionan la posibilidad de firmar documentos electrónicos.

Opción Online de emitir certificados

Otra de las novedades que se ha incorporado al texto es la referida a la emisión de certificados a nombre de personas jurídicas. Con ello, según el Ministerio, se dota a estas entidades de mayor flexibilidad y se establece el régimen aplicable a la actuación de personas jurídicas como firmantes.

De este modo, cada certificado identifica a una persona física que tiene la función de custodiar los datos de creación de firma y certificado, pudiendo adaptarse su uso a las condiciones que determine cada entidad, equiparándose esta persona a la figura del factor contemplada en el Código de Comercio.

Además, de la incorporación de estas dos materias, el segundo borrador introduce algunas modificaciones respecto al texto anterior como la definición de ‘acreditación voluntaria’, otorgándole mayor protagonismo al sector privado y, al tiempo, “favoreciendo” la autorregulación de la industria.

Objetivos de este proyecto

Gracias a este proyecto, se pretende que la industria se convierta en el motor de la “innovación e impulsor” de nuevos servicios en relación con la firma electrónica, de manera que sea ésta quien diseña y gestione sistemas voluntarios de acreditación de carácter privado.

Igualmente, introduce la obligación de constitución de una garantía económica por parte de los prestadores de servicios de certificación que emitan certificados reconocidos, estableciendo una cuantía mínima única de tres millones de euros.

Asimismo, Ciencia y Tecnología también ha explicado que el nuevo borrador es el resultado de una “amplia consulta” en la que han participado más de cincuenta entidades entre las que figuran la Agencia de Protección de Datos, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones o el Consejo de Consumidores y Usuarios.

Martes, 30 de Julio de 2002

Categorias: Internacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados