La Operación Botijo en el IRC-Hispano

¿Quién no ha visto un NICK entrando en un canal haciendo publicidad de una página erótica? Nicks con nombres un tanto pecualiares que son Bots. Pues bien, despúes de numerosas investigaciones La Guardia Civil ha desarticulado una red de defraudadores que insertaba publicidad de páginas web con contenido pornográfico en canales de chat, a las que el usuario accedía mediante llamada telefónica a un “906”, y ha detenido a un ingeniero informático e imputado a otras ocho personas. La operación, denominada “Botijo” y desarrollada en las provincias de Cádiz, Bilbao y Alicante, se ha saldado además con la incautación de diverso material informático.

El detenido, M.B.M.M., un ingeniero informático de 28 años y residente en Cádiz, era el cabecilla de la red, cuyo beneficio económico se estima podría superar los tres millones de euros.

Conexiones a través de un “906”

Las investigaciones se iniciaron a mediados del año 2001 cuando la asociación de canales de chat IRC-Hispano puso en conocimiento de la Guardia Civil que en diversos de sus canales se insertaba publicidad de páginas web y de servicios SMS con contenidos pornográficos.

Los implicados insertaban expresiones pornográficas con enlaces directos a página web con ese contenido, utilizando para ello un programa que, haciéndose pasar por un usuario, se encargaba de la conexión a un canal de chat determinado y de la introducción automática de esas expresiones.

El beneficio económico de las personas implicadas en los hechos -más de tres millones de euros- se basaba en que una vez que el internauta visitaba una de las páginas web anunciadas, la conexión se realizaba a través de un “906” contratado por la red.

Según la Guardia Civil este fraude ahora descubierto ha resultado “muy perjudicial para la economía de muchas familias con menores de edad, que, atraídos por la facilidad que ofrecía este sistema accedieron a dichas páginas, en las que no es necesario ningún tipo de identificación ni pago a través de otros medios, ocasionando una elevada factura telefónica”.

La operación, llevada a cabo por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, permanece abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados