Claves que viajan en un rayo de luz

Científicos ingleses han conseguido transmitir con éxito claves criptográficas en fotones de luz a través del aire y recorriendo más de 23 kilómetros. Esto supone una revolución en las transacciones seguras, haciendo inviolables las comunicaciones criptográficas a distancia.

Según el periódico Nature, científicos de la firma QinetiQ, la rama comercial de la agencia británica de investigación de defensa, habrían conseguido con éxito enviar una clave criptográfica a una distancia de más de 23 kilómetros de espacio abierto entre dos montañas en Alemania. Dentro de siete años, esta técnica estará lista para enviar claves de encriptación a cualquier parte del mundo utilizando satélites de órbita baja, afirmó John Rarity, responsable científico de QinitiQ.

Las claves critográficas de hoy en día (usadas en el protocolo SSL para transacciones seguras entre clientes y bancos, por ejemplo), se componen de cadenas aleatorias de números y letras. Para comenzar una transacción segura, estas claves deben ser intercambiadas entre los interlocutores. En este paso previo es donde se producen la mayor parte de los espionajes, interceptando la clave (encriptada a su vez con otros mecanismos ) en el momento de la transmisión cuando viaja por redes convencionales. Si todo ha ido bien, el otro interlocutor puede desencriptar el mensaje con una copia de la clave empleada originalmente

El experimento de QinetiQ ha conseguido “conectar” cada dígito de la clave a un mínimo conjunto de fotones, enviados en un minúsculo haz de luz. Al contrario que con la tecnología electrónica de hoy en día, leer la clave en su “viaje”, la alteraría de tal manera que el receptor sabría que ha sido manipulada o leída de alguna manera. En esto es donde radica su seguridad.

Antes del 2002, una empresa suiza logró enviar a más de 60 kilómetros códigos cuánticos, pero a través de fibra óptica, la cual limita la tecnología a las transmisiones a través de tierra. El Laboratorio Nacional del Los Alamos transmitió una clave cuántica a través de 1.6 kilómetros por aire en el año 2000.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados