La CMT frena el desarrollo con su ‘toma y quita’

Astel, la Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones, solicitó a la CMT la retirada al completo de la nueva gama de ofertas de Telefónica. La Asociación opina que estas modalidades, basadas en el consumo por tiempo, no pueden ser afrontadas por la competencia. (De la noticia se hacía eco Error500 el miércoles).

Ayer, la CMT se pronunció al respecto: detendrá la oferta base de Telefónica: 11 h/mes por 9,9 ¤. Sin embargo, no pondrán ninguna restricción a las dos restantes: Tardes / noches y Fines de semana, ambas complementarias por 21,9 ¤ mensuales. La Resolución de la CMT debería estar disponible en su web (ahora mismo da problemas).

Muchos han criticado los nuevos modelos presentados por Telefónica, argumentando el paso hacia atrás que supone el consumo por tiempo aplicado a la banda ancha. No valoran ni aprecian pues, que el mercado debe estar fragmentado en un amplio número de ofertas, que cubran las necesidades de acceso más generalizadas de la población y adecuen su precio a ellas. Por consiguiente, podemos afirmar que suponen un peldaño intermedio, equidistante en la gran diferencia de altura que separa los 56 Kbps y la actual banda ancha de 24h (recordemos la desaparición de los 128 Kbps y todo lo inferior a 512 por las redes de Telefónica, haciendo el escalón aún más agudo). Son ofertas que tienen por misión acaparar clientes de los obsoletos 56K y lanzarlos a la banda ancha, ofreciéndoles un mejor servicio (velocidad, disponibilidad de teléfono, sin cortes, etc.), a un precio razonablemente comparable y adaptado a sus necesidades de tiempo.

Este tipo de situaciones demuestra que el verdadero problema que nos mantiene en constante retraso tecnológico surge de los organismos denominados competentes, como la CMT, que por un lado apoyan los rescoldos de un monopolio y por otro lo coartan, dando todo ello lugar a un bucle si fin, opuesto al progreso. Entre medio, el resto de proveedores, a los que lógicamente les molesta la presencia de Telefónica, y los usuarios, que seguimos pagando lo mismo que hace 5 años por un acceso de banda ancha mientras vemos a los Alcántara enviar un mail en campañas de 16 millones de euros.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

2s Comentarios

  1. Estoy basicamente de acuerdo contigo. Es interesante atraer usuarios de 56 kbps hacia la banda ancha. En esa linea, creo, además, que deberían de mantener los 256 kbps aunque a mucho menos precio y no basar la reducción del precio sólo con tarifas de horario limitado. No estaría mal, quizás, mantener también los 128 kbps, siendo aún más barato. Por otro lado, me parece que hay mucho listo por ahí que sólo ha previsto ganar dinero de la banda ancha realquilando a Telefónica y no invirtiendo casi nada, y eso no me parece bien. Parece que el negocio está en hacer propaganda y revender los recursos del monopolio. Así no hay crecimiento real.
    Sí, creo que hay muchos defectos en el sistema y creo que la CMT tiene una alta cuota de responsabilidad.
  2. Es inadmisible que por proteccionismos hacia compañias privadas, sean cualesfuera, seamos los usuarios los perdedores.
    Ya sucedió en el pasado cuando obligaron a retirar a Telefónica la oferta de itineráncia en la conexión por la RTB.
    Como usuario lo que quiero son los mejores servicios y las ofertas más flexibles y no tengo porqué verme afectado por protecciones que, en mi opinión, no están justificadas.