Fabricante de discos duros libera un troyano

El fabricante japonés de periféricos e interfases para computadoras, I-O DATA DEVICE, INC., liberó varios de sus productos infectados accidentalmente por el virus y caballo de Troya Tompai.A (detectado por NOD32 como Win32/Tompai.A, D y E).

(VSAntivirus) La compañía, que vende sus productos, no solo en Japón, sino también en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y varios países asiáticos, liberó una partida de discos duros portátiles de su serie HDP-U, infectados con el Tompai, un virus que ataca archivos ejecutables, y que además posee un componente troyano que permite a un atacante remoto acceder a la computadora infectada, para efectuar diversas acciones sin el conocimiento del usuario.El incidente podría haber ocurrido al infectarse el equipo de alguien de la compañía que trabajaba en el software relacionado con los drivers entregados en los discos duros al salir estos de la línea de producción.

I-O DATA pidió disculpas a sus clientes, y ofreció cambiar todas las unidades afectadas, al mismo tiempo que anunció que se tomarían medidas para que algo así no vuelva a ocurrir.

Los productos afectados tienen los siguientes rangos de números de serie:

4957180059693 HDP-U40 YBS0000001xx – YBS0005520xx
4957180059709 HDP-U60 YBT0000001xx – YBT0001000xx
4957180059716 HDP-U80 YBV0000001xx – YBV0002480xx

No es la primera vez que un hecho semejante ocurre. Incidentes similares afectaron a fabricantes como HP, IBM y Dell. En 1999, esta última compañía llegó a detener por cuatro días sus líneas de montaje de computadoras en Irlanda, ante el temor de que sus máquinas hubieran sido infectadas por el FunLove, un virus de Windows nada peligroso, pero muy difícil de eliminar.

Fuente Vsantivirus

Categorias: Internacional

Etiquetas:

1 Comentariro

  1. El incidente podría haber ocurrido al infectarse el equipo de alguien de la compañía que trabajaba en el software relacionado con los drivers entregados en los discos duros al salir estos de la línea de producción.

    Noticias como ésta pueden hacer pensar que, si un programador ha sido capaz de infectarse con un virus, nosotros –simples mortales– no tenemos nada que hacer.

    Falso. El virus Tampei es tan estúpido y predecible como todos los códigos malignos aparecidos en los últimos dos años. Desde el Blaster no aparece un virus de verdadero mérito. El programador de marras podrá ser una máquina en C++ o incluso en Ensamblador, pero de seguridad en Windows no tiene ni puta idea. Analizar cualquier archivo descargado de P2P o presente en un correo electrónico es una medida básica de sonrojante incumplimiento.

    Y cero absoluto también para el administrador de la red, que ni siquiera se preocupa de mantener un antivirus de red convenientemente actualizado. O igual es que está pluriempleado y no da abasto (que ésa es otra).