La CMT podrá obligar a los móviles a abrir sus redes a operadores virtuales

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el regulador del sector, propondrá a Bruselas obligar a los tres operadores móviles españoles –Movistar, Vodafone y Amena-Orange– a que negocien la cesión de sus redes a los operadores móviles virtuales (OMV), es decir, revendedores que no invierten en red y utilizan las infraestructuras de los operadores que sí tienen red para revender minutos más baratos.

En su propuesta, que para que sea válida y entre en vigor deberá ser aprobada por la Comisión Europea, la CMT se arroga la potestad de que, en caso de que no se llegue a un acuerdo entre los operadores y los virtuales, sea la propia CMT la que dicte las condiciones de esa cesión –precios, plazos y condiciones técnicas–. Esta decisión es consecuencia del análisis del mercado móvil que ha realizado y en el que concluye que los tres operadores tienen un poder significativo de mercado de forma conjunta.

En el informe, la CMT considera que en el mercado móvil, aunque “se desenvuelve en un ambiente competitivo, se detectan determinados aspectos en los que la competencia no ha ejercido su efecto discipinario en el mercado con toda la intensidad que cabría esperar”. El informe reconoce que el precio medio efectivo por minuto pasó de 31,48 céntimos en 1999 a 19,44 céntimos en 2004, lo que supone un descenso del 38,2%. Sin embargo, considera que estas bajadas de precios podrían haber sido mayores ya que “no parecen reflejar las ganancias en economías de escala derivadas del gran incremento en el volumen de tráfico”.

Las deficiencias de la competencia, según la CMT, se manifiestan en que, debido a que sólo hay tres competidores, las estrategias competitivas son muy similares; que el nivel de competencia no ha sido suficiente para mejorar la transparencia en la facturación; que se ha producido una situación de precios relativamente estables en el tiempo con una tendencia a la baja y que los usuarios no se están beneficiando de las mejoras de la productividad, que estarían siendo retenidas por los operadores o transmitidas exclusivamente a los usuarios que utilizan los nuevos servicios o adoptan los nuevos teléfonos que se venden a bajo precio gracias a la subvención de los operadores.

El informe también señala que los operadores fijos de telecomunicaciones, que no tienen frecuencias de telefonía móvil, encuentran dificultades para competir en el segmento de servicios convergentes –los que combinan fijo y móvil–, lo que está llevando a que los operadores móviles capten el mercado de los fijos.

Las medidas propuestas por la CMT no hacen mención al principio de no discriminación, vigente en la regulación actual, que establece que no se puede discriminar en los precios acordados con los OMV, de forma que cualquiera de estas empresas pueda exigir pagar lo mismo que otro que ya haya llegado a un acuerdo con un operador con red. La eliminación de la no discriminación por parte de la CMT era una de las reivindicaciones de los operadores con red. El sector esperaba, como informó EXPANSIÓN el 19 de septiembre, que la CMT retirase ese requisito.

Rechazo de los operadores
Los tres operadores móviles han rechazado esta propuesta de medidas y esperan que la Comisión Europea no la acepte, como ya ha sucedido con otros reguladores –el francés y el finlandés– que habían propuesto la introducción forzosa de operadores virtuales.

Fuente Expansión.com

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados