Google Desktop 3.0 y la privacidad del usuario.

Google Desktop fué estrenado oficialmente con una beta en octubre del año 2004, este permite buscar en el ordenador documentos, imágenes, páginas web visitadas, correos electrónicos de Outlook Express, sesiones de messenger de AOL, archivos en formato PDF, Word, Excel, Powerpoint, email de Netscape/Thunderbird, Firefox/Mozilla, archivos de vídeo y música en MP3. Además, “Google Desktop” puede descargar ‘plug-ins’ personalizados.

La versión 3.0 incorpora la capacidad de indexar y mostrar información en distintos equipos, pero el método empleado para almacenar la misma está preocupando a muchos usuarios preocupados por la privacidad de sus datos.Los servidores de Google son quienes sirven los índices o hacen de puente entre los distintos equipos, por lo tanto el buscador almacena una considerable información privada de los usuarios que utilicen esta función.

Una de las primeras organizaciones en alertar de este riesgo es la EFF (Electronic Frontier Foundation),organización sin ánimo de lucro e involucrada en proteger la privacidad del usuario y la libertad de expresión.

Más radical, el sitio TechCrunch indica que es algo más que un riesgo y el usuario que se decida a usar esta función puede olvidarse de mantener la privacidad de sus datos.

Como funciona:

El usuario que desee usar el sistema de indexación en varios equipos deberá disponer de una cuenta (gratuita) de Google.

El usuario deberá indicar en el panel de configuración del programa si desea habilitar la búsqueda en otros ordenadores.

Cada ordenador debe tener instalado Google Desktop.

Deberemos ejecutar Google Desktop en cada equipo para que indexe la información de los discos duros.

Para acceder a la información almacenada en remoto deberá identificarse con la cuenta creada.

La búsqueda en uno o varios equipos que estén bajo la misma cuenta se realiza desde el interfaz clásico de Google eligiendo la opción Desktop.

El sistema entregará la lista de resultados en base a las informaciones almacenadas en uno o varios equipos.

Si la información se encuentra en un ordenador remoto el usuario podrá consultarla sin ningún tipo de problema.

La conexión no se establece de manera directa entre los equipos sino que se establece a traves de Google que mantiene una copia de los índices.

Google asegura que no examinara los índices y que serán eliminados a los 30 días.

Ordenadores compartidos

Otra nueva funcionalidad es la posibilidad de bloquear las búsquedas para proteger nuestra privacidad en caso de que otra persona use nuestro PC, y solamente se podrá desbloquear con la contraseña de usuario de MS Windows. También se puede desde ahora echar un vistazo a un histórico de búsquedas con esta aplicación, incluso distinguiendo por tipo de fichero, para de esta manera localizar información mucho más rápido.

Nuevos comandos de búsqueda

En la nomenclatura de las búsquedas, se han incluido dos nuevos comandos: ‘under:’ (que permite localizar información en un determinado directorio), y ‘machine:’ (que lo busca en un determinado PC). Además, se ha mejorado el interfaz de búsquedas.

Y los paneles tienen desde esta versión la opción de ser ‘flotantes’, y no tener que estar unidos a la ‘Sidebar’ de la aplicación. Se pueden ahora dejar sobre nuestro escritorio, y también compartir con alguno de nuestros contactos de ‘Google Talk’.

“Google asegura que no examinara los índices y que serán eliminados a los 30 días”, ¿como lo asegura?, con la administración Bush exigiendo a los buscadores que entreguen listados de los datos de las búsquedas realizadas.

Por ahora Google se niega, pero MSN y Yahoo! ya han accedido a esta exigencia. El otro peligro está en la pérdida o filtración de los datos almacenados en los servidores de Google y ya es sabido hace mucho tiempo…la información es poder, Google es poderoso y acumulando datos de los usuarios de sus servicios puede serlo mucho más.

Fuente: noticiasdot.com

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados