ONO se persona como parte perjudicada en las presuntas estafas de su subcontrata

La cosa empezó en octubre del año pasado, cuando más de 350 usuarios, repartidos por 29 provincias españolas, comenzaron a recibir facturas de ONO sin que ellos hubiesen cambiado de compañía telefónica voluntariamente. Al poco fue presentada una denuncia contra ONO por exigir el pago de facturas correspondientes a cambios de operador no solicitados.

El asunto era grave, la imagen de la compañía estaba en entredicho y la única solución estaba clara. ONO denunció, a su vez, a la empresa subcontratada por ellos mismos para comercializar sus productos, y puso toda la documentación y contratos sospechosos a disposición del juez, que no tardó en localizar 116 contratos con la firma falsificada y otros 186 tramitados por medio de engaños.Ahora se inicia el juicio contra 115 empleados de la empresa subcontratada, que se enfrentan a las actuaciones, en su contra, de la Fiscalia, de los particulares afectados y de ONO, que se persona en el juicio como parte perjudicada. Esta causa se esta viendo en Barcelona y se juzgan irregularidades cometidas en una empresa de servicios española. ¿Se podría garantizar, tan eficazmente como en este caso, los derechos de los usuarios si la empresa que actúe irregularmente estuviese ubicada fuera de nuestras fronteras, no solo nacionales, sino también europeas?

Categorias: Nacional

Etiquetas:

4s Comentarios

  1. Ono dirá ahora lo que quiera, pero es totalmente culpable por contratar a semejantes “profesionales”. Aquí está cosechando sus frutos.
    Con toda seguridad dieron prioridad a la caza de clientes antes que a la calidad del servicio, y así les va ahora.
  2. Bueno, aunque pensemos que hacen eso de cara al tendido ó como vulgarmente se dice ” por el que dirán “, yo creo que es un buen principio para que todos estos atropellos que sufrimos los sufridos consumidores ( valga la redundancia ) desaparezcan.

    Si esto llega a buen puerto y le meten un multazo de tres pares de coj***s a la empresa en cuestión, yo creo que el resto de empresas similares se lo pensará dos veces antes de cometer estos atropellos ¿ no ?

    Salu2

  3. Estimados:
    he trabajado como comercial de ONO y no he timado, la prueba es que no me encetro en ningun juicio ni nada que se le parezca. Pero hay algo que me llama la atención. Sin defender a ONO puesto que no me interesa, ni tan siquiera considero que es una exelente compañía, Ono tiene un modus operandi que es el siguiente: El comercial realiza la venta, el instalador se apersona en el domicilio del cliente y posterior a la instalación y posterior confirmación del cliente por vía telñefónica se da el aprobado por la compañía de la venta en cuestión. Ahora bien me quieren decir estas personas que aceptaron instalación, confirmaron la compra y luego recibieron facturas y fuentoces y solo entonces que se dieron cuenta de que habían contratdo con ONO. Ya que si no es así, no son los comerciales quienes hicieron lo incorrecto sino la compañiía.
  4. Fijate, fíjate, que creo como se llama la empresa: ¿No serán los de B&F quizás? Ojalá, porque esos pajarracos chupasangre se merecen que el peso de la ley caiga encima de ellos con toda su fuerza, aquí en Galicia, con R, yo he visto hacer cosas parecidas… aunque a ver en que queda todo esto al final. Y lo de ONO es el colmo: ello suelen subcontratar a estas empresas para que vayan a los sitios donde sus comerciales propios no han tenido éxito… así que eso de que no se enteran de nada… En finx, un saludo para todos.