Las comunicaciones europeas son muy vulnerables

Si algo es indudable, esté más
o menos orientada según el caso, es que Viviane Reding
es una mujer que se preocupa de lo que le atañe por su cargo
de Comisaria Europea de la Sociedad de la Información,
que se lo pregunten sino a Ignasi Guardans, que podrá contar
como se las gasta Vivi cuando algo no le cuadra.

La más reciente preocupación
de Vivi se refiere a la seguridad de las comunicaciones en
caso de desastre natural o atentado terrorista a gran escala. Siendo
consciente de que, en estos casos extremos, el tener garantizadas
unas vías de contacto con las zonas afectadas es fundamental
para la seguridad europea, a más de ser el mejor medio de
paliar los daños ocasionados y evitar nuevos, ha encargado un
estudio a Alcatel-Lucent para evaluar el estado actual de
nuestras redes.

Las conclusiones del estudio son
claras: estamos vendidos. Europa, actualmente, seria incapaz
de evitar un colapso en los medios de comunicación y de
acceso a la información en caso de emergencia. La situación
producida, estas Navidades, por el seísmo en Asia,
donde, a día de hoy, millones de personas siguen
prácticamente incomunicadas, sin Internet ni llamadas
internacionales, puede repetirse en Europa.

Esta claro que hay que subsanar estas
deficiencias, el problema, como siempre, es el dinero. El
garantizar una red de emergencia corresponde a las operadoras,
que son las que disponen de las infraestructuras, pero quienes la
usarían en caso de necesidad serian los gobiernos. Vivi
ha encontrado la solución: aconseja que las mejoras las
efectúen las compañías privadas pero que se
paguen con dinero público. Genial, nos quedamos sin
palabras, eso es pensar con la cabeza y lo demás, tontería.

Y ya puestos, nos parece que, si esa es
la única idea sobre la solución del problema, también
nos vamos a quedar como estamos, con el culo al aire, aunque
imaginamos que en el informe ese definirá la situación
de manera más fina.

Categorias: Internacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados