Astel pierde credibilidad entre sus componentes

Ademas de las que suenan, y aparecen en
los medios de comunicación todos los días, existen en
España muchas pequeñas empresas que suministran
a sus clientes, habitualmente PYMEs también, productos
y soluciones informáticas sobre ADSL. En este sector,
como en todos los demás, preocupa el impacto que pueda tener
en el mercado la llegada del VDSL y estudian
como pueden paliar los perjuicios que ello les puede suponer.

Indiscutiblemente, a nivel individual,
poco pueden hacer, pero conscientes de la gran verdad que encierra el
viejo adagio “la unión hace la fuerza”, han decidido
agruparse en una nueva asociación de operadoras
alternativas y, en este caso, minoritarias. Por ahora son cinco,
Ibercom, Sarenet, DTI2, IdecNet y Prored,
las dispuestas a formar un frente común para intentar hacer
fuerza, ante la CMT, para que la regulación de las
nuevas lineas VDSL sea similar a la que ahora están
sujetas las de ADSL. Entre todos suman la nada despreciable
cantidad de 150.000 usuarios

Uno de los motivos que ha llevado a
esta decisión es el peligro, que algunos creen ver, de perdida
de objetividad de la principal asociación que ahora
existe, Astel. Hace poco, Orange y ONO, miembros
de Astel, decidieron formar parte, junto a Vodafone
y Telefónica, de una nueva coalición
de operadores con red propia, con objeto de defender la
rentabilidad de sus inversiones en infraestructuras. Esto ha
preocupado a todas estas pequeñas operadoras y a
Jazztel, y cada cual ha reaccionado como ha podido: unas se
asocian y los otros huyen hacia delante. Sea como sea, consideran que
la presencia de Orange y ONO en Astel mientras,
paralelamente, estén ligados a Telefónica en
otra asociación, resta credibilidad a los acuerdos que
se puedan tomar dentro de la patronal de operadoras alternativas.

Como vemos, todos intentan presionar a
la CMT para no quedar fuera del pastel
del VDSL de Telefónica, los que se asocian, y
los que, no pudiendo ser miembros de la asociación de
operadores con red propia, como es Jazztel, se preparan
para adecuar los espacios a los que tiene derecho en las centralitas
de Telefónica para hablar de VDSL propio sobre
redes propias.

Telefónica, por su parte,
continua con sus pruebas,
y considera que ya ha dicho
todo lo que tenia que decir y que el mensaje que lanzó a la
CMT estaba claro: dependiendo
de como se regule, invertirá más o menos.
Mientras, la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones sigue
estudiando los resultados de su consulta
pública.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados