La operadoras alternativas exigen que las conecte Telefónica

Opinan que tener que invertir en algo
en que solo Telefónica se beneficia no es de recibo y
que es la operadora incumbente la que debe
asumir los gastos de conectar todas las redes existentes a las nuevas
NGN, las que suministraran VDSL y FTTH.

Hasta ahora en las 5.000 lineas
en las que Telefónica esta probando las nuevas
velocidades así ha sido, ellos se han preocupado de las
interconexiones para que se comuniquen con cualquier otro operador,
pero el problema se veía
venir y la CMT ya ha recabado la información que
quería. Ahora falta que decida.

A Telefónica le ha salido
mal la jugada prevista de duplicar
el número de lineas en “pruebas”, de las que hubiese
asumido, también, los gastos de interconexión, por lo
que ha comunicado al organismo regulador su intención de
comercializar, de forma muy limitada, conexiones por fibra
óptica
y que sus rivales se busquen la vida para que sus
redes se comuniquen con estas.

La respuesta del resto de operadoras ha
sido contundente: no piensan gastar ni un euro para que la
fibra óptica de Telefónica interactue con sus
redes. Conociendo, pues, la postura de ambas partes, ahora la CMT
debe desbloquear el conflicto y garantizar la homogeneidad de todas
las conexiones, nuevas y antiguas.

Ahora entendemos que Telefónica
pusiera
en el mercado mayorista su red NGN antes de que la obligaran a
ello. La alternativas alegan que no pagan por algo que solo favorece
a Telefónica, la respuesta será que todos
pueden acceder a esos servicios y obtener beneficios así
mismo, con lo que se espera que la CMT decida que los gastos
se repartan.

Todos han jugado sus cartas, veremos
quien las tiene mejores.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

1 Comentariro

  1. Porque la baraja es de Telefónica xDD.

    De todos modos, está Bruselas para dar las hostias que haga falta en plena boca, zas, zas. Que hagan lo que quieran, que ya poca carrerita les va quedando.

    Y por supuesto, las velocidades galácticas de momento para 2009, ¿no? Y en 2009 ya veremos, que para entonces la plebe ya estará ocupada en otras cosas más acuciantes…