Trancribimos
textualmente el manifiesto
de estos dos prestigiosos abogados españoles:

Denuncia contra el Estado español
por el monopolio de las entidades de gestión

El que sabe no habla, el que
habla no sabe”

Con esta frase del Tao Te Ching
quisiéramos David Bravo y Javier de la Cueva invitar a los
ciudadanos a compartir con nosotros una acción jurídica contra el
Estado español por vulneración de la normativa comunitaria.

El informe publicado ayer “Sobre
la gestión colectiva de los derechos de la propiedad intelectual”

de la Comisión Nacional de la Competencia, manifiesta con total
rotundidad que España podría estar infringiendo el Tratado de
Funcionamiento de la Unión Europea por permitir que las entidades de
gestión (SGAE, AGEDI, etc.,) realicen una explotación abusiva de su
posición dominante
. El informe asegura que esto es así porque
puede entenderse que es precisamente la Ley de Propiedad Intelectual
española “la que hace factible que las entidades de gestión
adopten o puedan adoptar de forma reiterada comportamientos abusivos
de su posición de dominio”
.

Con la intención de que España cese
en la conducta presuntamente infractora que se describe en ese
informe, hemos redactado la correspondiente denuncia que ponemos a
disposición de todos los ciudadanos que quieran sumarse a su
interposición.

La invitación a la ciudadanía a
participar en acciones legales libres utilizando la Red, nació el 30
de agosto de 2003 cuando se puso a disposición de todos unos
procedimientos libremente utilizables. El primero de ellos se dirigió
contra el canon en los soportes digitales, hoy pendiente de sentencia
del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Si bien fueron
muchas las voces que se alzaron contra el canon, pocas personas
decidieron luchar jurídicamente contra el mismo, a pesar del
procedimiento fácil y gratuito del que se disponía.

Posteriormente y tras la sentencia de
Ladinamo, nacieron los procedimientos en defensa del Copyleft y somos
líderes mundiales en resoluciones favorables. Luego llegaron las
webs de enlaces, con la liberación de la nota para la vista de las
medidas cautelares contra Sharemula y la liberación que ahora
estamos llevando a cabo en favor de nuestros compañeros abogados y
sus clientes de los escritos que hemos utilizado en su defensa.
Después, vino la contestación de la Revista Cultural Quimera a la
demanda de la SGAE que fue utilizada por la defensa de la CNT para
obtener una sentencia absolutoria en la demanda que le interpuso tal
entidad.

El método ha demostrado ser eficaz y
por eso ahora queremos presentar la siguiente acción legal,
animándoos a interponerla. La pregunta que todos se hacen tras el
Manifiesto es la de ¿y ahora qué?

El problema que tienen las palabras es
que se las lleva el viento. Si el canon cae, no es por la campaña de
Todos contra el canon, sino por una sentencia del Tribunal de
Justicia de las Comunidades Europeas. Lo que hace falta es el
ejercicio efectivo de los derechos, porque las voces ya sobran cuando
comienzan a ser sospechosas de su vacuidad e impostura: el que sabe
no habla y el que habla no sabe.

El procedimiento que ofrecemos es
gratuito y no cabe condena en costas. Consiste en denunciar ante
Europa los abusos que estamos sufriendo de manos de los sucesivos
gobiernos en el campo de la propiedad intelectual. No lo decimos
nosotros, nos lo dice el informe de la Comisión Nacional de la
Competencia que ha salido a la luz pública ayer, y que para los que
nos dedicamos a la propiedad intelectual ha supuesto una cura de
humildad porque nos ha demostrado lo poco que sabemos. Si bien ese
Informe es la base y el fundamento de nuestra denuncia, tenemos otra
razón, que nos da un ilustre jurista, John Rawls, quien en su Teoría
de la Justicia señalaba lo siguiente:

“La responsabilidad no recae en
los que protestan, sino en aquellos cuyo abuso de poder y de
autoridad justifica tal oposición, porque emplear el aparato
coercitivo del Estado para mantener instituciones manifiestamente
injustas es una forma de fuerza ilegítima a la que los hombres
tienen derecho a resistir”
.

Para interponer la denuncia basta con
que rellenéis la plantilla que se halla en los enlaces que señalamos
más abajo. En la misma figuran las instrucciones. Sólo os costará
un paseo a una oficina de Correos y el importe de una carta
certificada.

Lo verdaderamente importante de la Red
es cuando cristaliza en el territorio físico. Si no ejercemos
nuestros derechos mediante acciones legales y simplemente gritamos,
siempre seremos víctimas del poder.

David Bravo y Javier de la Cueva,
abogados
.

Plantilla
en formato .doc

Plantilla
en formato .odt

Compartir