La Asociación de Internautas ha
decidido
llevar el caso “putasgae” a Europa. Después de la
sentencia del Supremo, en la que se le condena
por contenidos y opiniones de terceros en un espacio web
cedido a una plataforma anti SGAE, la AI ha decidido
recurrir en la UE presentando una denuncia ante la Comisión
de las Comunidades Europeas
.

El recurso de basa en el art. 16
de la LSSI: “Los prestadores de un servicio de
intermediación, consistente en albergar datos proporcionados por el
destinatario de este servicio NO SERÁN RESPONSABLES por la
información almacenada a petición del destinatario, siempre que: No
tengan conocimiento efectivo de que LA ACTIVIDAD o LA INFORMACIÓN
almacenada ES ILÍCITA o de que lesiona bienes o derechos de un
tercero susceptibles de indemnización”. Es más, precisa
después que “el prestador de servicios tiene el conocimiento
efectivo cuando un órgano competente haya declarado la ilicitud de
los datos.

Entre tanto, en Reino Unido
siguen los pasos de Francia y su parlamento ha aprobado
una ley muy similar, sino idéntica, a la de Sarkozy, incluida
el desconectar de Internet a los reincidentes.

Desde que está vigente la ley
Hadopi
en Francia, las descargas del tipo que se querían
evitar han aumentado un 3%.

Compartir