¿El ocaso del ADSL?

Cuando Movistar anunció las nuevas ofertas de fibra óptica que llegarán este otoño, fueron muchos los que vieron en la estrategia del gigante de las telecomunicaciones un pequeño paso que sería el principio del traslado de la mayoría (o no tanto) de las redes españolas del ADSL a la fibra de alta velocidad. Otros vieron una guerra, pero no parece ser muy diferente a la que se viene librando sólo que un escalón por encima. ¿Alguna diferencia? Sí, que todos parten, en principio, desde el mismo punto y aunque Movistar tenga en su fortaleza algunos cuerpos de ventaja, lo cierto es que la competencia va a ser más dura que nunca.

Lo mismo opinan en la Asociación de Internautas, donde ya hablan del fin del ADSL, que quedará sustituido por el FTTH, una tecnología con mayor recorrido que la existente, ligeramente anclada en los 20 Mbps, por no hablar de los ratios de subida. Nada que ver con los 100 megas que anunció Movistar en un futuro próximo y que, se supone, llegaran a un insuficiente 50% de la población en unos años. Cabe preguntarse qué ocurrirá con la otra mitad, si es que no hay planes para ellos, ya que no son precisamente “cuatro gatos”.


Viendo el paso que lleva y lo rápido que se está
extendiendo, parece que podemos hablar sin miedo de la explosión de la
fibra óptica
, tanto en España como fuera de nuestras fronteras.
Vodafone
ya ha confirmado en varias ocasiones que su objetivo es
trabajar con fibra en algunas zonas y complementarlo con sus servicios
de Internet móvil. Las cableras tienen desde hace tiempo el mismo camino
y han llegado a acuerdos multilaterales para no perder el tren. Los
próximos meses van a ser determinantes para fijar el panorama de la
nueva banda ancha durante algunos años. No será complicado ver fuera de
juego a quien no haga los deberes y, quien sabe, lo mismo entra un
jugador nuevo.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados