Un operador británico ofrecerá privilegios en su red a los juegos online

Para dar mayor complejidad al tema de la neutralidad de la red, conviene conocer tambien los beneficios que podría aportar incluso a los usuarios y con los que pretenden tentarnos las operadoras. Normalmente la gran ventaja que se nos vende es que se dedique más banda ancha para los servicios que así los precisen y en eso deben haber pensado desde un ISP británico, donde piensan que una forma de atraer a los más jugones es ofreciéndoles una conexión de banda ancha que de prioridad a los juegos online, eliminando así problemas de latencia y aportando fluidez al juego, algo que a menudo es una fuente de quejas por parte de aquellos que usan Internet para estas cosas que poco tienen que ver con la web tradicional.

Demon, que es como se llama la operadora, quiere poner a los jugadores habituales en un lugar privilegiado a la altura de los hombres de negocios ya que, según dicen, son perfiles con un uso de la red “muy parecido” y empezar un escalonamiento entre los consumidores. El pack tiene un precio inicial de 23 libras al mes (27,71 euros) y se promete una descarga de 20 megas por uno de subida, además de priorizar el tráfico con fines lúdicos. El lado negativo es que sólo se podrán aprovechar hasta llegar a los 100 GB mensuales dentro del horario establecido (de ocho de la mañana a once de la noche), cantidad que debería ser más del doble de lo necesario según afirman desde la compañía. Fuera del horario, eso sí, no habría ningún tipo de restricciones al uso.
Aquellos residentes en Reino Unido a los que
Demon
dé servicio y que quieran ser mejor tratados por su conexión a
Internet
mientras juegan, podrán hacerlo pagando un extra de 3 libras
esterlinas (algo menos de 4 euros) respecto a una línea habitual, en lo
que parece una incipiente estrategia para mostrarnos los beneficios de
romper con la “igualdad de los bites”.

Categorias: Internacional

Etiquetas:

2s Comentarios

  1. me parece una buena noticia, haber si se aplican en españa, creo que tendra un exito considerable si no se pasan con las tarifas.
  2. Esto no es exactamente romper con la neutralidad en la red. Aquí es el usuario el que, voluntariamente, elige priorizar un tipo de tráfico. Al resto de usuarios, incluso de su mismo proveedor, no les afecta.