Brasil aprueba la venta de Vivo a Telefónica con una serie de condiciones

Tras largas negociaciones entre el operador nacional y la Agencia de Telecomunicación brasileña Anatel, ésta ha autorizado la venta de la compañía de telefonía móvil Vivo.

Con esta compra, la teleco española aumenta su participación a un 60% desde el 30% inicial que ya obtuvo el 28 de julio de este mismo año. La cuantía de la adquisición ronda los 7.500 millones que irán a parar a Portugal Telecom. Además de esta suma de dinero, Telefónica tendrá que cumplir una serie de objetivos.

El acuerdo recoge una serie de condiciones las cuales la operadora española tendrá que cumplir: En cobertura telefónica tendrá que expandir su servicio a 35 municipios con una fecha tope de diciembre del 2011. En telefonía móvil deberá ampliar también las zonas 3G en más de 2.800 ciudades siguiendo uno de los planes ya anunciados por Vivo este verano.

Las condiciones también afectan a la banda ancha. Telefónica tendrá que ceder parte de la red de fibra óptica a las instituciones educativas brasileñas para su uso en las universidades del país. Todas estas metas son de estricto cumplimiento ya que Anatel se guarda el derecho de aplicar multas o anular la adquisición de Telefónica.

Con esta operación, la compañía española sigue expandiendo su presencia en el mercado de telefonía y banda ancha a nivel internacional participando en uno de los países con mayor índice de desarrollo económico en el futuro según los expertos. Vivo es, además, la compañía más grande del país con más de 56 millones de clientes.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados