TFA Network: la red WiFi comunitaria gratuita para los ciudadanos de Houston

El pasado mes de septiembre, la FCC autorizaba el uso del espacio en blanco que había dejado la televisión analógica para conexiones inalámbricas de banda ancha sin necesidad de estar licenciada. Gracias a esta iniciativa de liberación del espacio radioeléctrico, algunos proyectos de telecomunicaciones en Estados Unidos están ya haciendo pruebas para sacarle provecho.
Los primeros beneficiados por esta medida serán unos vecinos de un barrio de Houston, donde un grupo de personas está promoviendo la instalación de una red WiFi comunitaria para el vecindario. La iniciativa ha sido propuesta por un grupo de investigadores de la Universidad de Rice que, a través de la financiación de una fundación científica, se encuentra haciendo pruebas con conexiones inalámbricas utilizando el espacio en blanco.
Este proyecto de la Universidad de Rice no es algo nuevo. Fundado en el 2004 desde ese momento han estado construyendo una infraestructura WiFi con un alcance de 3 kilómetros cuatros y que daría Internet de manera totalmente gratuita a más de 3.000 usuarios.
Sin embargo, llevar a cabo este proyecto con los protocolos de conexión inalámbrica vigentes, era muy difícil y costoso, ya que para mantener una cobertura óptima había que colocar una gran cantidad de nodos.

Otro de los problemas de las conexiones WiFi, es que el espectro que utiliza de la banda (de 2,4 a 5 GHz) tiene muchos problemas a la hora de atravesar algunos obstáculos físicos, como son los muros o incluso la vegetación.
Con la banda que deja libre la televisión (de 500 a 700 MHz), se solventaría el problema de cobertura ya que este espectro atraviesa mucho mejor los objetos que la banda que normalmente utilizan las conexiones WiFi.
Ahora, el proyecto ha tomado un camino diferente y la idea es crear un ISP gratuito para los residentes en el este de la ciudad de Houston, llamado TFA Network, que además sea un laboratorio de prueba para este tipo de conexiones realizadas a través del espacio radioeléctrico que ha dejado la televisión analógica.
Para llevar a cabo el proyecto, se han tenido que reciclar las infraestructuras originales con equipamiento de elaboración propia, ya que los nodos comerciales no funcionan utilizando la banda de 500 a 700 MHz. El software para gestionar las redes también cuenta con una gran cantidad de modificaciones para poder funcionar.
Uno de los problemas que está poniendo la FCC a la TFA Network, es que el uso del espectro de esta banda tiene que ser muy concreto y específico para que no haya interferencias con otros dispositivos que utilizan esta banda como los micrófonos inalámbricos.
Aunque el proyecto de la Universidad de Rice y la TFA es independiente, los ingenieros detrás del proyecto han estado trabajando durante mucho tiempo con empresas como Intel, Cisco, Bell o Microsoft con la que desarrolló en su momento el proyecto WhiteFI.
Este proyecto es una oportunidad además, para los investigadores en telecomunicaciones que quieran aprender a aprovechar el espacio radioeléctrico de la televisión analógica para crear modelos sostenibles de WiFi urbana, que puedan ser creados en otros núcleos en el futuro.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados