Corea del Sur apuesta por las conexiones de 1.000 Mb

Si las conexiones que anunciaba Ono el otro día de 100 Mb os parecieron una velocidad bárbara y algo lejano que hasta dentro de unos año, la mayoría de nosotros no podremos disfrutar de estas conexiones, en Corea del Sur ya están trabajando para reventar todos los límites de velocidad.
 
El gobierno del país asiático, ha comenzado un programa de desarrollo de infraestructuras para que sus ciudadanos puedan disfrutar de conexiones de 1.000 Mb, habéis leído, sí: mil megas de velocidad, 10 veces superior a la oferta de Ono y 20 veces a la oferta convencional de 50 Mb.
 
Corea del Sur siempre ha sido un país puntero en conexiones de banda ancha, por delante de todos los países europeos, Estados Unidos y Japón. Actualmente, es sencillo encontrar hogares con conexiones de 100 Mb por lo cual una evolución hasta los 1.000 Mb en cuestión de dos años no es nada descabellado.
 
Para llevar a cabo tal proyecto, el país tendrá que invertir 34 mil millones de dólares (unos 21 mil millones de euros al cambio) para poder actualizar las estructuras físicas. Un dato: en Corea se invierte al año esa misma cantidad en educación.

Según Lee Suk-Chae, director de Corea Telecom, las velocidades actuales no sirven para demandar las necesidades para el futuro y tienen que seguir trabajando para mejorar las conexiones porque, en poco tiempo, el tráfico de datos crecerá de manera descomunal y los operadores tienen que estar preparados para ese momento.
 
Una de las motivaciones adicionales de este proyecto, pasa por el interés de muchos fabricantes de televisión por integrar Internet como un servicio más dentro de ellas y poder hacer streaming de contenidos de alta calidad.
 
Según la asociación del Blu-ray, se necesita una conexión de 40 Mb para poder ofrecer un streaming en alta calidad de este formato. Además de este formato, están otras cuestiones como puede ser el caso de la emergente televisión 3D, o la búsqueda de nuevos modelos de negocio por parte de las majors y las networks para distribuir sus contenidos audiovisuales.
 
Aunque el caso de Corea del Sur es espectacular, no hay que olvidar que se trata de una excepción. Es uno de los países, si no el que más, donde más tecnología electrónica se consume, donde el uso de teléfonos móviles tiene un grado de penetración enorme y las conexiones de banda ancha están en muchísimos hogares. Sin olvidar que el país es casa de muchos grandes fabricantes del sector.
 
Mientras tanto, en Europa, tendremos que conformarnos con conexiones un poco más modestas, esperando a que las previsiones más optimistas de la Unión Europea para el 2020 se cumplan.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

2s Comentarios

  1. presuponemos que tendrán ordenadores que puedan lidiar con esa cantidad de datos por segundo.
  2. Teniendo practicamente al lado China o Japón, supongo que el material será más barato que exportarlo a Europa o America,y no tendrán a un Osito Teddy y a la SINDEscargas robando con su impuesto revolucionario en nombre de los SINDErechos de Autor.