La lucha de precios entre los grandes y los pequeños operados móviles

Los operadores pequeños de banda ancha y de telefonía móvil están creciendo y cada vez van ganando terreno en su sector: Jazztel es el operador que más ha crecido en el último trimestre, y la semana pasada nos hacíamos eco de los 2,1 millones de clientes que había alcanzado Yoigo.
En el tiempo que Yoigo ha logrado aumentar su base de 1 millón de clientes en los 2,1 que tiene en la actualidad, las tres grandes operadoras han perdido 540.000 clientes, siendo Orange la más perjudicada.
Poco a poco, Movistar, Orange y Vodafone ven como van perdiendo el control absoluto de un pastel que en tiempos pretéritos se repartían entre los tres. Para remediarlo los operadores se han apuntado también a los precios ‘low-cost’ en un intento por evitar la sangría de clientes.
Las tres compañías han ido sacando nuevas tarifas a lo largo del año para competir con los operadores virtuales. Desde las ofertas de 1000 minutos de Vodafone a las tarifas de animales de Orange, parece que entre todas han decidido acabar con los 15 céntimos por minuto para pasar a los 8 céntimos.

Además muchos ofrecen también las tarifas de datos a precios bastante competitivos como un valor añadido, ante el éxito de los smartphones que permiten una mayor conectividad con Internet.
Pero no sólo es una cuestión de dinero la razón por la que muchos clientes eligen los pequeños operadores, sino también por el trato que reciben. En un estudio realizado por EPSI en España, recalca que los clientes de Yoigo son los más satisfechos del mercado, mientras que los de Vodafone son los más disconformes.
En el estudio de los tipos de mercado siempre dicen que los oligopolios son difíciles de cambiar y en efecto, en el caso de la telefonía móvil lo es. Han tenido que aparecer más operadores para hacer que la oferta sea mucho más extensa y no siga a merced de un pequeño grupo que se reparten el mercado a su antojo.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

1 Comentariro