Los nuevos contratos de ADSL se vieron frenados en el mes de abril, como lo comunicara la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones, siendo la operadora más afectada Telefónica, que sigue observando como sus clientes se pasan a competidores menores. En total perdió 23.480 usuarios, aunque ello no evita que continúe siendo la que posee mayor cuota de mercado.
En el mercado del móvil la situación es idéntica pues cayó en más de 100.000 números, descendiendo también por tercer mes consecutivo. El contrato es quizá el más beneficiado, pero no por altas de nuevos clientes sino por aquellos que abandonaron los prepagos por la cantidad de atractivos que se les ofrecía si se pasaban.
Retomando la banda ancha, la fibra óptica es la más dinámica pues las altas aumentaron un 11%, duplicándose los contratos en el último año. En todo caso, el freno lo podemos excusar por la Semana Santa, que hizo del mes de abril uno de los que menos días hábiles presenta.

Compartir