Ono evalúa sistemas para impedir el streaming de eventos deportivos.

Ono está en el centro de las discusiones hoy en día, pues está estudiando la forma de implantar un sistema para interceptar y ralentizar el streaming de vídeo de las transmisiones deportivas en la red, con el objetivo de impedir que puedan ser vistos, aunque aún no tienen ningún elemento listo para poner a prueba.
La única salida que tienen es emplear hardware DPI que analice el contenido de los paquetes transmitidos por la red y termine bajando la prioridad. Sólo de este modo desciende la velocidad de conexión, pero esto plantea un enorme problema, pues el Tribunal de la UE ha prohibido realizarlo pues viola los derechos fundamentales de los usuarios.
Ono, definitivamente, está a favor de la Ley Sinde e intenta por sus medios crear un sistema para impedir las descargas de este estilo, pero no violar la intimidad y privacidad de los usuarios será su mayor obstáculo.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados