Movistar pretende enfriar el mercado

Telefónica ha tenido que hacer frente a una situación económica complicada tras el pasado verano, cuando perdió 40.000 clientes de banda ancha al mes y sufrió también numerosas bajas en sus contratos de portabilidad.
Como consecuencia, hubo una gran bajada de precios en el sector móvil y banda ancha, intentando así frenar la pérdida de clientes que estaban sufriendo.
Por otra parte, ha llevado a cabo todo tipo de estrategias, como reducir las promociones y frenar el caudal de intercambios. El objetivo de ello es crear incertidumbre en el mercado y blindar su base de clientes. De esta forma, sus rivales reducirían sus promociones y ofertas.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados