Telefónica se hace con el espectro de 4G en Brasil

En todos los países, las telecomunicaciones son reguladas debido a la gran cantidad de datos que se manejan. Con los continuos avances en las tecnologías, sobre todo en las relacionadas con la comunicación y en concreto con la telefonía móvil, se requieren anchos de bandas cada vez mayores que puedan soportar ese flujo de datos que también provean de una velocidad de acceso superiores.
La última de las generaciones de telefonía móvil,  la 4G, se ha ido implantando mundialmente, empezando desde Europa desde el año 2009, en Brasil se la acaba de adjudicar mayormente a Telefónica.
Anatel es la Agencia de Telecomunicaciones responsable de la regulación del espectro en el país y realizó una subasta entre las principales empresas de comunicación para la adjudicación  de las bandas. Los postores han sido Telefónica, TIM, América Móvil y Oi con una suma total de 2600 millones de reales, aproximadamente 1012 millones de euros. 
Vivo, la filial brasileña de la empresa española ha sido quién finalmente se ha hecho con la subasta y con bloque de frecuencias de  banda de 450 MHz con cobertura nacional, por unos  408 millones de euros. El lote es el de mayor importancia ya que cubre  zonas del nordeste del país además de Sao Paolo.
Uno de los motivos del despliegue de redes e infraestructura 4G es la inminente celebración el próximo año de la Copa  de las Confederaciones de Fútbol. El objetivo es que en 2014 la red cubra los lugares donde se celebrarán algunos de los partidos del Mundial de fútbol.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados