Infraestructura vertical: de mutuo acuerdo

Los tres grandes operadores del sector de la telefonía móvil, la francesa Orange, la española Movistar y la británica Vodafone han llegado a un acuerdo, de esos tan difíciles de ver entre ellas en cuanto la fibra óptica, para compartir sus infraestructuras y dar, como resultado final, mejor servicio a los clientes. Específicamente se trata este acuerdo supone un importante avance para acercar esta tecnología a cada vez más hogares y empresas en nuestro país.

La compartición de la infraestructura vertical en edificios se hará mediante un solo pago que le otorgará al operador derechos de uso durante un periodo de 20 años mínimo. Los precios de la cesión, los marcará, mediante resolución, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).
El acuerdo como punto fuerte señala qué tipo de edificios estarán sujetos a estos acuerdos y sus características, así como los procedimientos técnicos que permitirán llevar a cabo el objetivo planteado por las tres compañías: el servicio.

Las compañías especificarán, conforme vayan pasando los días, en cuanto al informe en qué ciudades, zonas y edificios quieren instalar su fibra, y el Operador Gestor de Edificio, por su parte, preparará un plan de entrega de esas infraestructuras. 
El acuerdo está basado en un principio de reciprocidad, de manera que los tres operadores podrán hacer uso de los despliegues de verticales de sus competidores allí donde los necesiten. A partir de la firma, las infraestructuras desplegadas por cualquier compañía pueden solicitar el uso compartido de los verticales de sus competidores.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados