Tras la compra de Ono, Vodafone controlará más de un 20% del mercado de banda ancha fija

La compra de la principal cablera española por parte del gigante británico va a redibujar el mapa de las telecomunicaciones nuestro país. Hasta ahora Vodafone era un jugador secundario en el mercado de la banda ancha en casa, con sólo un 7,5% de  cuota; la compra de Ono hará que controle un 21%.
La red de Ono llega a 7,2 millones de hogares en todas las comunidades autónomas salvo Extremadura, País Vasco, Asturias y Galicia. De éstos, 1,53 millones han contratado sus servicios de banda ancha y 1,8 millones han optado por los de telefonía fija. Como la mayor parte de los hogares contratan tanto teléfono como internet con Ono en total había 1,9 millones pagando por sus servicios.
El acuerdo deja a Vodafone en un claro 2º puesto, sólo por detrás de Movistar. En el frente móvil, Ono disponía de 1,08 millones de clientes, por lo que esta compra permitirá a Vodafone le permitirá mantener también esa 2ª posición, agrandando la distancia respecto al siguiente en la lista, Orange. La británica ya contaba con unos 14 millones de líneas móvil, así que el impacto de la operación no será tan grande como en el mercado de banda ancha fija.

Con esta operación Vodafone redobla su apuesta por nuestro país, en el que lleva años perdiendo clientes y cuota de mercado. La compañía espera que las sinergias y economías de escala proporcionen un ahorro de 240 millones de euros al año. Aunque el acuerdo todavía no ha conseguido aprobación regulatoria, Vodafone no espera que esto sea un obstáculo.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados