El máximo responsable de Vodafone España asegura que la compra de Ono creará más competencia

Antonio Coimbra, Consejero Delegado de la multinacional en España, no piensa que la adquisición de Ono vaya a reducir la competencia en el mercado de las telecomunicaciones. En una entrevista concedida al diario El País, Coimbra además asegura que la operación les permitirá “acelerar en tres o cuatro años” sus planes de “banda ancha ultrarrápida, tanto en fijo, con fibra, como en móvil, con 4G”.
Si el despliegue conjunto con Orange daba un total de 3 millones de hogares pasados, Ono ofrece a Vodafone otros 7,2 millones que pueden contratar el cable. Es decir, la banda ancha rápida de la británica llegaría a un total de 10 millones de hogares.
Coimbra ha asegurado que la unión de operaciones puede generar ahorros de 2.000 millones de euros, mientras que por el lado de los ingresos el crecimiento puede llegar a los 1.000 millones, gracias a las ventas cruzadas. Ha destacado que menos de un tercio de los clientes fijos de Ono lo son también en móvil, que es el punto fuerte de Vodafone; por otro lado, sólo el 17% de los clientes móviles de de Vodafone lo son también en fijo. Esto presenta una gran oportunidad para las tarifas convergentes.

Coimbra ha considerado que la red de fibra desplegada por Vodafone es fundamentalmente distinta de la de Telefónica, y que no debe ser forzada por la CNMC a permitir su uso por parte de otros operadores. Esto se debe a que Telefónica heredó una red pública, sobre la cual ha realizado mejoras y desplegado la fibra; por el contrario, las otras redes son privadas y se crearon de cero.
El máximo responsable de la teleco asegura que Telefónica disponía hasta ahora de una situación dominante en el mercado, al ser la única empresa que podía ofrecer tanto internet fijo ultrarrápido como internet móvil 4G. El poder combinar estas tecnologías bajo un solo techo incrementará la competencia, a pesar de haber un operador menos.
Aún faltan varios meses para que la Unión Europea dé el visto bueno definitivo a la compra, y después harán falta uno o dos años más para integrar las dos empresas por completo. Pero Vodafone quiere aprovechar la adquisición antes. Las ofertas convergentes previamente mencionadas, combinando el internet 4G de Vodafone con la banda ancha en casa de Ono, llegará en Mayo o Junio.
Por otro lado, Coimbra ha descartado la adquisición de alguna de las cableras restantes, ya que su empresa ya está desplegando fibra en regiones como Asturias o País Vasco (sólo hay un operador de cable por comunidad autónoma así que Ono no podía ofrecer servicio en éstas).
Ono, al carecer de una red de móvil propia, opera en la actualidad como OMV de Telefónica. Vodafone quiere romper ese contrato “en cuanto sea posible” y llevar las operaciones móviles de Ono bajo la red de Vodafone.
Finalmente, ha expresado su deseo de mantener Ono como marca y de evitar despidos: “Ono nos aporta 2.500 trabajadores”, afirma, y las plantillas de ambas empresas son “muy complementarias”. Y respecto a las más de cien tiendas físicas de las que dispone la cablera, afirma que Vodafone tendrá que optimizarlas y ponerlas bajo una imagen común. También unificarán el servicio de atención al cliente.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados