Orange denuncia a Telefónica: sus ofertas de fibra son “discriminatorias”

El reciente movimiento de Telefónica, anunciando la migración gratuita del cobre (ADSL) a la fibra óptica para todos sus clientes, no ha sentado nada bien a Orange. El operador naranja ha presentado dos denuncias ante la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), pidiéndole que intervenga y que, de momento, paralice la comercialización de esas ofertas.
Los argumentos de Orange se basan en la imposibilidad de competir con esta oferta y mantener  márgenes positivos. La normativa actual exige que las ofertas inferiores a 30Mb sean replicables por los competidores de Telefónica, es decir, que aquellos que usen su red puedan ofertar una tarifa similar y mantener un beneficio; la normativa no distingue entre ADSL y fibra. El problema, según Orange, es que Telefónica incluye las ofertas de televisión y móvil (Fusión) en su paquete de fibra; esto hace imposible competir en precio.
Orange también se queja del deterioro en la red de cobre de Telefónica. Porque ésta va a abandonar el cobre, pero sus competidores seguirán usándolo durante muchos años, y en palabras de Orange “no está ni siquiera previsto” un proceso de migración a la fibra. Orange asegura que el servicio mayorista de Telefónica ya ha empezado a deteriorarse, y pide a la CNMC que “garantice la continuidad de la infraestructura”.

Si la medida cautelar que pide Orange es la paralización de estas ofertas, a largo plazo defiende que la cuota de línea debe reducirse. Es decir, los operadores minoritarios tendrían que pagar menos por usar la red de Telefónica. Por otro lado Orange solicita que, si el operador mayoritario va a comercializar servicios de televisión a precios no replicables, también haga disponibles esos servicios para los clientes de otros operadores y a un precio similar.
Orange también recuerda que la condición de Telefónica como accionista de Canal+ le ha permitido disponer de contenidos de televisión que otras operadoras no pueden ofertar, y advierte de que la situación se agravará si compra el 56% de la cadena que aún no posee.
En un caso sin precedentes en los países de nuestro entorno, el operador dominante en los mercados de telecomunicaciones pasaría a controlar más del 80% del mercado de televisión de pago y gran parte de los derechos audiovisuales en exclusiva”, afirma. 
Esto significa que Telefónica “podría crear barreras de entrada infranqueables para los demás operadores, reforzando aún más su dominancia y perjudicando seriamente la competencia”.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados