De vuelta a sólo tres operadores en España

Desde que comenzó 2015 hemos estado hablando mucho sobre que el mercado español de telecomunicaciones ha crecido en 2014 tanto en fijo como en móvil, las cifras no son espectaculares para ninguna de las grandes compañías pero lo que sí es llamativo es la pérdida de competitividad y el aumento de concentración.

Tras las distintas operaciones llevadas a cabo durante este pasado año, el pastel vuelve a repartirse entre tres grandes empresas en guerra entre ellas mismas. Tan solo entre Telefónica, Vodafone (que ha absorbido a Ono) y Orange (en proceso de quedarse con Jazztel) concentran el 90% de banda ancha fija y de las líneas de móvil de nuestro país.

El camino recorrido desde aquel 1998 en el que dijimos adiós al monopolio de Telefónica y comenzaron a surgir decenas de operadores que competían en más o menos igualdad, ha involucionado hasta hoy hacia tres únicas (grandes) opciones: Telefónica, Orange y Vodafone.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sigue sacando sus resultados sin meter a Ono en el saco de Vodafone y a Jazztel en el de Orange e igualmente también pone aparte a los operadores móviles virtuales que en realidad son todos propiedad de alguno de los tres grandes competidores por lo que la realidad del mercado queda distorsionada y se presta a confusión.

La realidad es que el grado de concentración es lo único que ha crecido notablemente durante 2014. Si fusionamos como es debido todas estas particiones, en banda ancha fija, Telefónica posee el 44,3% de cuota, Vodafone (+Ono) el 21,4%, Orange (+Jazztel que se prevé fusionada en breve) el 22,2%. Por tanto, el 89% del mercado se encuentra en manos de estas tres empresas.

Categorias: Nacional

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados