CNMC obliga a las grandes operadoras a costear con 32 millones el servicio universal

Con bastantes años de retraso, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido obligar a las principales compañías del país, Telefónica, Vodafone y Orange a contribuir con el Fondo Nacional del Servicio Universal en el ejercicio del pasado año 2011 con una cifra cercana a los 32 millones de euros.

Para poder establecer estas contribuciones, desde la Comisión reguladora han tenido en cuenta el volumen de ingresos de los operadores durante dicho ejercicio, quitando los pagos por interconexión y de otros mayoristas.

Así, Telefónica deberá pagar 12 millones de euros (38%), Telefónica Móviles el 30% con 9,5 millones de euros, Vodafone 6,5 millones (un 20%) y finalmente Orange con los 3,9 millones restantes que suponen un 12%.

El denominado servicio universal consiste en aquellos servicios cuya prestación asegura la posibilidad de usar el acceso a la red telefónica fija a toda la población, por muy lejos o aislada que esté: teléfono fijo, guía de números, teléfonos públicos. En aquel año 2011, era Telefónica la empresa encargada de dar este servicio.

Categorias: Nacional

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados