Microsoft presiona a EEUU y el Tercer Mundo para frenar la difusión de Linux

Microsoft ha estado impulsando una amplia campaña de presión y relaciones públicas para frenar el uso que las agencias federales de Estados Unidos y los países en vías de desarrollo están haciendo del software libre, especialmente respecto al sistema operativo Linux, según informa ‘The Wall Street Journal’, citando a funcionarios norteamericanos y vendedores de Linux.Así, durante el último año Microsoft ha estado discutiendo con el Departamento de Defensa sobre el contenido de un informe que habla de las bondades del software de código abierto.

Además, la multinacional del software habría organizado un ‘lobby’ a nivel mundial para oponerse a las leyes que imponen el uso del software libre, y habría convencido a algunos congresistas para que pidan a la recién creada Oficina de Seguridad Nacional que no financie investigaciones que usen determinados programas de código abierto, añadió el diario.

Los programas de software libre son aquellos que utilizan código abierto. Puede ser copiados y modificados libremente sin tener que pagar copyright o patentes, al contrario que la mayor parte del software propietario (como por ejemplo, las aplicaciones de Microsoft como Windows). En los últimos años su popularidad ha ido aumentando y se ha comenzado a convertir en una alternativa barata, segura y fiable.

El pingüino de Linux

El más conocido es Linux, cuya seña de identidad es un pingüino, y que poco a poco se hace hueco en la competitiva industria del software. Grandes multinacionales del sector como IBM, Dell y Hewlett-Packard ya han recurrido a Linux para vender más hardware y servicios. Asimismo, según un informe reciente de la UNCTAD, organismo dedicado al comercio y el desarrollo, dependiente de la ONU, el futuro de la aplicaciones informáticas de los países en vías de desarrollo debería pasar por este tipo de programas, muy asequibles para sus administraciones.

Frente a esta corriente, en la India (donde un gobierno estatal ha adoptado ya Linux), el presidente de Microsoft, Bill Gates, anunció el pasado mes un donativo de 400 millones de dólares de software y ayuda al desarrollo de negocios.

Asimismo, en Sudáfrica la oferta del gigante informático de ofrecer programas para 32.000 estudiantes se produjo días después de que el Consejo Nacional Asesor de Innovación conminara al Gobierno a adoptar software de código libre para crear herramientas de programación locales y evitar elevados pagos a Estados Unidos por Windows.

Cargando...