Las estafas de ayer son las cláusulas abusivas de hoy

No es un tema nuevo, menos aun que nos pueda sorprender a estas alturas. Hablo de las inclusiones, “misteriosas”, de costes económicos extras, en las facturas que nos remiten nuestros queridos proveedores de servicios, ADSL y de telefonía en general.

Hoy reavivaban en Barrapunto el tema. Concretamente, acerca de los 2 ¤ en concepto del servicio ‘Mundo ADSL‘, que Telefónica carga periódicamente en factura a sus clientes ADSL para, de este modo, ir aumentando las arcas de la manera más sutil, a la par que ruin, posible.

Lo llevan haciendo prácticamente desde la aparición de este servicio, y el truco usado es penosamente popular en el gremio de los estafadores. En el “contrato”, eso que muy pocos leen y nadie firma, incluyen una cláusula por la cual te ofrecen, de manera gratuita y obligatoria, el disfrute de X producto durante Y tiempo. Si al cabo de ese periodo estipulado no deseas seguir con el servicio, debes anularlo personalmente (sólo por fax en algunos casos y con bastante antelación), o de lo contrario te lo prorrogarán con el correspondiente cobro que ello supone.

Si esto mismo se hubiera aplicado al Try&Buy, ¿cuánta gente hubiera visto con estupor y sorpresa que le estaban facturando por una ADSL 2 Mbps? La diferencia es clara: una cifra espantosa y la otra sólo 2 “míseros” euros por cada cliente ADSL. Pocos se darán cuenta, menos aún lo reclamarán, y casi nadie denunciará.

Hace años, cuando Terra fue el primer ISP en ofrecer ADSL en España, el contrato era enviado al cliente por correo para que dejara constancia en él de su rúbrica. Ahora solamente se aspira a leerlo en un pequeño rectángulo, en una web llena de elementos confusos y aturdidores. Pero la cosa se agrava cuando hablamos de la contratación telefónica: ¿nos informan al completo de estas cláusulas el operador? ¿O, por el contrario, sólo se limitan a comunicarnos una parte?

¿Hasta que punto rozan la legalidad este tipo de cláusulas abusivas? ¿No actúa en estos casos la CMT o cualquier otra autoridad competente en favor del consumidor? El usuario queda cada vez menos protegido por las leyes, que respaldan únicamente a los abusones. Lo que hace tiempo considerábamos una estafa clara en toda regla, hoy es simplemente una cláusula más del contrato, más o menos abusiva que el resto, pero legalmente válida.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más