estafa

En mayo o junio 2003 (perdonen que no recuerde con claridad el Gran Día), recibí llamada de Wanadoo ofertando sus servicios. Les dí mis datos, es cierto, y quedó el tema pendiente hasta el día siguiente puesto que les dije “lo quería comentar con mi marido”.
A las 9:00 am del día siguiente, les llamo y les explico que finalmente no deseo contratar sus servicios. Me dicen que no pasa absolutamente nada; y que aproximadamente en 15 días recibiré el Módem en casa y lo único que debo hacer es no cogerlo y enviarselo de vuelta. Así fué. No subió a casa el mensajero que me lo traía. Por el telefonillo le dije que ya había hablado con Wanadoo y que lo devolvía.
5 meses después recibo carta de impago de esta compañía por 98,45 euros, y planteo reclamación ante la OMIC y ante el INSTITUTO GALEGO DE CONSUMO.Tema que aún está pendiente de Resulución, por cierto; pero aún así no dudan en añadirme en una lista de morosos de una tal empresa que es Equifax. Después de dos solicitudes para que me retiraran de esta lista, y después de no poder celebrar contratos con dos compañías como son Amena y Cable R (todos los contratos son ahora a nombre de mi marido por yo estar en esta lista), consigo que me borren.
A día de hoy, 9 de febrero 2005, recibo carta de Wanadoo (concretamente de Gesobán Soluciones, que gestionan los cobros de Wanadoo) diciendome que el periodo amistoso del pago de la deuda ha finalizado y que la demanda judicial contra mi mediante proceso moritorio ya ha sido redactada. No pienso pagar. No pienso. Jamás he recibido los servicios de esta Compañía. Jamás he firmado un contrato. Os pido consejo. Mi correo rosaliaalonso@mixmail.com

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más