Estafas en la red.

Cada cierto tiempo leemos en las noticias que se ha producido un intento de fraude relacionado con las entidades bancarias.

Habitualmente se conoce como “phishing”, y consiste en que se envían masivamente correos electrónicos a miles de usuarios haciéndose pasar por un banco o caja, y en el cual se invita a visitar cierta página (que parece la auténtica de la entidad) para que introduzcamos nuestras claves.
La excusa que se ofrece para solicitar la introducción de claves es variada, desde una supuesta comprobación de la seguridad de los clientes al anuncio de que si en un breve no se usa el acceso, se desactivará la cuenta.

Ahora se está detectando en España una variante de esta técnica, que se ha bautizado como “scam”. Primeramente se localiza en la red a personas que demandan trabajo y a las que se ofrecen fuertes beneficios por actuar como intermediarios en transferencias bancarias (dándole una apariencia legal). Posteriormente se obtienen las claves de acceso mediante la mencionada técnica del “phishing”. Los delincuentes realizan entonces transferencias a las cuentas de los intermediarios, y estos, a su vez, reexpiden la transferencia obteniendo una comisión.

Y todos los días alguien inventará una estratagema nueva para aprovecharse de los demás con una total falta de escrúpulos. Internet, como todo, tiene su cuota de desaprensivos.

Se puede ampliar la información en casi todas partes:


libertaddigital.com

elpais.es

elmundo.es

abc.es

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más