La SGAE seguirá cobrando por las bodas y no lo hará por la Semana Santa

Antonio Alférez, responsable de comunicación de la SGAE: “Lo de cobrar en las bodas no es que lo pretendamos, es que lo venimos haciendo desde que se aprobó la Ley de Propiedad Intelectual de mediados de los ochenta”.

La SGAE pretente cobrar por las bodas y por Semana Santa, titulaba Miguel González el pasado lunes en La Razón, un titular que ha desmontado la Sociedad General de Autores: “Lo de cobrar en las bodas no es que lo pretendamos, es que lo venimos haciendo desde que se aprobó la Ley de Propiedad Intelectual de mediados de los ochenta. Menos de un 5% de los salones de banquetes se resiste a pagar los derechos de autor. De esos, algunos acuden a los tribunales y ganamos alrededor del 85% de los casos”, asegura Antonio Alférez, responsable de comunicación de la sociedad.En cuanto a la posibilidad de establecer una couta para las músicas procesionales de Semana Santa, “ni se ha planteado”.

En la noticia publicada por el diario madrileño se cita el caso de una boda celebada en un restaurante sevillano en la que unos supuestos detectives grabaron algunos minutos de la celebración sin el consentimiento de los novios. Éstos denunciaron el caso y “habrá que esperar a ver qué dice el juez, porque este tipo de pruebas han funcionado en otras ocasiones”, asegura Alférez. “Precisamente ahora estaba leyendo una sentencia contra un salón de alterne de Bilbao en la que han dado por válida la grabación de un vídeo”.

Y continúa defendiendo el marcaje que la SGAE hace a los establecimientos públicos: “Se pueden cobrar derechos de autor en este tipo de celebraciones porque los salones de banquetes están considerados como lugares públicos, es el criterio del legislador”.

A lo que no son ajenos en la SGAE es a la mala imágen pública que proyectan: “A nadie le agrada pagar, esto es un aspecto objetivo. Por otro lado, hace años se formó un lobby de propietarios de bares contra nosotros, porque tenían que pagar unas cantidades ridículas. Esto ya lo hemos superado, pero ahora son los internautas”.

Alférez considera que la base del problema es la insolidaridad: “Se piensa que todos los autores son Julio Iglesias o Alejandro Sanz, pero hay otros 20.000 socios de la casa que también son autores y que tienen que trabajar en otra cosa porque lo que ganan no les da para vivir. Su dinero es ese goteo de los derechos, un dinero del que la SGAE sólo se queda con el 15% para poder seguir funcionando”.

Fuente: Periodista Digital

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más