Nos canonizan

Era inevitable, el desacostumbrado acuerdo de los dos partidos políticos mayoritarios ha desembocado en la aprobación de la LPI esta mañana. Atrás queda una larga batalla dialéctica que a nada ha conducido. El canon por copia privada, entre otras cosas, ha sido aprobado esta mañana en el Congreso de los Diputados, lo que no vemos excesivamente mal. Que sea totalmente indiscriminado si que lo vemos fatal, y en cuanto que haya que pagarlo varias veces por un solo hecho en los casos que intervengan varios dispositivos y soportes en la acción, ya no tenemos palabras para adjetivarlo.

Por ahora quedan libres de este gravamen los discos duros y las lineas ADSL, pero pesando sobre ellos la espada de Damocles de que serán incluidos en próximos reglamentos. Por sacar algo positivo del tema, se mantiene la figura de la Comisión de Propiedad Intelectual, que intervendrá, sin tener que recurrir a la justicia ordinaria, en los conflictos entre usuarios y las empresas recaudadoras de este impuesto. La lista de los dispositivos sancionados con este gravamen será renovada cada dos años, de lo que deducimos que, por lo menos en dos años, nuestros discos duros y nuestra linea de acceso a Internet no se verán penalizados. Crucemos los dedos.Mientras la SGAE, aunque pone cara de no estar demasiado conforme, que es poco y que se sigue perjudicando a los autores ( y por tanto a ella en primera persona, que es lo que sospechamos que más les puede doler), ha conseguido una victoria que seguirá disparando sus cuentas, poco claras según el Informe Castells y diáfanas según ellos mismos.

Promusicae, por su parte también será feliz en el día de hoy. Ya lo era ayer, cuando aprovechando que, según parece, era el Día Europeo de la Música, hizo una campaña con el lema “Empieza a ser legal“, donde invitaba a la gente a saborear la extraña y novedosa sensación de bajarse canciones de la Red pagando, con la esperanza de que lo experimentado sea tan altamente satisfactorio para el organismo que cree adicción en el paciente.

Total, que en cuanto sea publicado en el BOE, todos estaremos canonizados. Nosotros redactaríamos el comunicado en forma de sentencia antigua: debemos condenar y condenamos a ser colgado, alto y corto, por el cuello hasta que muera. Cambiando alguna palabras quizás la formula se podría aplicar en esto.

Agradecemos a pedro1961 que nos haya mantenido informados y al día sobre este tema.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más