España se estanca

Atrás quedan los tiempos en que destacábamos en la implantación y penetración de la tecnologías de telecomunicaciones, estamos en un bache donde no avanzamos, en el mejor de los casos, que en algunas facetas retrocedemos.

Se ha publicado el informe eEspaña 2006, coincidiendo con las declaraciones de Reinaldo Rodriguez, presidente de la CMT, sobre que en este país el ADSL es un 25% más caro que en el resto de Europa. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, declaró su presidente, no puede regular los precios del mercado minorista, pero en cambio si que puede actuar para hacer más competitivo ese mercado, consiguiendo así, indirectamente, el resultado apetecido, que no es más que el abaratamiento de la banda ancha en España. Como sonar, suena bonito, que la cosa se quede en solo palabras no seria tampoco ninguna novedad.En cuanto al informe anual de la Fundación France Telecom, no es demasiado halagüeño para nosotros. El buen ritmo del crecimiento de las comunicaciones entre ciudadanos y Administración a través de Internet se ha paralizado. De pioneros hemos pasado a luchar, con grandes posibilidades de victoria, por el último puesto. Nuestros adversarios son Alemania, Grecia y Luxemburgo.

En cuanto al crecimiento, lo que se llama crecer, pues crecemos, solo que a un ritmo tan lento que raya con lo ridículo. Según algunos baremos estamos igual que el años pasado, según otros retrocedemos. Se calculan entre 13 y 15 millones los internautas españoles, en un grupo de 37 millones de usuarios potenciales. Así que, en números redondos, un 60% de los que han entrado en cálculos como futuros navegantes, no tienen conexión, por que no quieren, por que no les llega o porque no pueden permitírselo.

Cargando...