Mejor que la cara la dé Telefónica

Telefónica ha sido, desde tiempo inmemorial, la encargada de facilitar a los españoles el servicio de telecomunicaciones básico universal, incluso desde antes de que este servicio fuese un derecho inalienable, como lo es ahora. Esta situación, desde que existe competencia en este sector de nuestro mercado, ha provocado en las compañías rivales las más airadas protestas y las más lastimeras quejas y acusaciones de favoritismo.

Efectivamente, terminado el proceso de privatización de Telefónica hace ya, el que esta situación se mantenga por regulación impuesta es una incongruencia, y así lo ha reconocido el Ministerio de Industria, por lo que se ha procedido a consultar a todos los operadores que actúan en nuestro país, con el fin se que algunos de ellos se fuesen haciendo cargo de garantizar este servicio en las zonas donde mejor les conviniera.

El resultado es que, después de tantísimas quejas y rasgarse las vestiduras, ninguna de las compañías quiere hacerse cargo de la prestación del servicio universal básico, ni a nivel nacional ni en zonas concretas. Volvemos a lo de siempre, aquí nadie invierte, todos a vivir de la sopa boba. Telefónica España continuará prestando este servicio después de 2008, fecha en la que se suponía que otras empresas empezarían a hacerse cargo de él en algunas regiones.

Cargando...