Se acerca el fin de la cuota de abono de la linea telefónica

O como poco, pagársela al operador que uno quiera, no obligatoriamente a Telefónica. Se van conociendo, con cuentagotas, las resoluciones que tomó la CMT el pasado día 14, y de las que ya os adelantábamos lo más significativo de lo que, a esa fecha, estaba confirmado. Lo que se va desvelando supone un drástico giro en el futuro del mercado de las telecomunicaciones en España.

Hasta ahora para tener ADSL, fuese con Telefónica o con otra compañía, había que mantener la linea de voz y por tanto pagar el correspondiente alquiler, la cuota de abono. A partir de ahora se desvinculan ambos servicios, el de voz y el de ADSL. Con esta nueva normativa se abren dos posibilidades. Una sería que la compañía que nos facilita el acceso a Internet nos facilite también la linea de voz, que podrá ser la clásica o el servicio de llamadas sobre IP que ofrezca la operadora elegida. En este caso los de Telefónica seguirían tal y como están hasta ahora, pero los de las otras compañías se podrían desvincular, totalmente, del ex monopolio, y pagar el abono de linea a la otra compañía, en caso de que esta lo cobre, o ahorrárselo si esta lo ofrece gratis, como es el caso de las promociones de Tele2.La otra posibilidad sería, simplemente, darse de baja de la linea convencional, no tener servicio de llamadas, pero seguir usando el canal de datos, es decir, que el acceso a Internet seguiría tal cual, independientemente de la compañía que fuese, pero no pagaríamos el alquiler de linea a Telefónica. Esta opción seria la ideal para los que solo usan el móvil para las llamadas y no usan la telefonía fija más que para Internet.

Algunas dudas nos surgen, así a bote pronto, al leer esto. La primera, y hablamos de lo que tenemos entendido y si nos equivocamos corregidnos, es que ese abono de linea, que pagamos actualmente, nos garantiza el derecho a que Telefónica nos repare, si es necesario, el tramo de linea que va desde la centralita a nuestro domicilio, hasta el PTR concretamente, el famoso bucle de abonado. Si, de un modo u otro, nos desvinculamos de Telefónica, ¿la nueva compañía nos garantizará lo mismo?. La lógica dice que debe hacerlo, lo que nos lleva a la siguiente cuestión: quitando a Telefónica, ¿que compañía tiene infraestructura técnica y humana suficiente para que estemos tranquilos en ese aspecto?

Por otro lado, ¿están todas las compañías preparadas para ofrecernos un servicio de voz fiable si nuestro bucle de abonado se desvincula totalmente de la operadora tradicional? Hasta ahora las ofertas de ADSL más llamadas de todas las compañías, menos Tele2, se basaban, de una manera u otra, en que, en definitiva, era Telefónica la que, al final de los alquileres y re alquileres, nos daba el servicio de llamadas, ¿le convendrá a la competencia asumir esa función, responsabilidad e inversión? Muchas son las dudas, y no pocas las inseguridades, que se nos plantean.

Cargando...