Presiones francesas sobre Bruselas en el tema del canon digital

Una directiva, que pensaba publicar la
comisaría europea de Mercado Interior, se ha visto paralizada
a raíz de una carta del primer ministro francés,
Dominique de Villepin, que parece muy preocupado ante la
posibilidad de que el canon digital pueda verse reducido, o, incluso,
en el peor de los casos, desaparecer.

La recomendación de la Unión
Europea
, obra del comisario de Mercado Interior Charlie McCreevy,
contemplaba la posibilidad,
solo eso, de que cada país miembro decidiera,
por si mismo, mantener el canon o irlo reduciendo paulatinamente,
pudiendo llegar hasta hacerlo desaparecer, si ese era su deseo. Tan
subversiva idea ha provocado las iras del gobierno francés, y
su primer ministro no ha dudado en enviar una airada misiva a José
Manuel Durao Barroso
, presidente de la Comisión Europea,
pidiendo que se acallen cuanto antes esas insidiosas opiniones.
Efectivamente el señor Durao Barroso ha rechazado de plano el
borrador de McCreevy.

Y como es natural la Unión
Europea se ha apresurado a negar
que ambas cosas, carta y rechazo de la directiva, tengan relación
alguna. “La Comisión ha decidido que se necesita más
reflexión
sobre este complejo asunto”, ha afirmado
tajantemente la portavoz Pia Ahrenkilde Hansen a la prensa.

No tardaremos en ver esta nueva
directiva sobre gravámenes de derechos de autor de forma
oficial. Será idéntica a rechazada ahora, pero
no contendrá la dichosa clausula que permitiría a cada
país decidir la cuantía a aplicar o , simplemente, no
cobrar el canon.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más