¿Qué pasa con Atento-Telefónica?

El pasado 20 de enero, el Gobierno español aprobaba el denominado “Plan Activa-Jaén” destinando unos fondos de 1.200 millones de euros. Parte de esas subvenciones fueron a parar a Atento-Telefónica para que abriera un nuevo centro de trabajo en Jaén, localizado en terrenos públicos cedidos por la Diputación de Jaén, gobernada también por el PSOE.

Atento-Telefónica está reestructurando sus centros de trabajo de Valencia, Córdoba, Madrid y La Coruña despidiendo a sus empleadas con las excusas más pueriles y las mentiras más inimaginables. Atento-Telefónica está deslocalizando sus centros de trabajo a Marruecos, Perú, Colombia, Argentina y en España aquellas ciudades donde el PSOE la subvenciona.

El Gobierno Central, La Junta de Andalucía y/o la Diputación de Jaén, (PSOE) subvencionan con dinero publico a una empresa que en el pasado ejercicio obtuvo unos beneficios de mas de 6.000 Millones de euros, gracias, entre otros motivos, al despido de 1200 trabajadoras en todo el Estado español.

La deslocalización a Marruecos, Perú, Colombia y Argentina se está llevando a cabo después de que la Agencia Estatal de Protección de Datos permitiera a Atento-Telefónica trasladar los datos de sus clientes, mas de 14 Millones, a estos países, estos datos incluyen los nombre, domicilios, datos bancarios, datos de llamadas, datos de contacto y un largo etc. de los abonados de Telefónica, policías, militares y funcionarios incluidos, nadie se ha molestado en preguntar a esos mas de 14 Millones de familias sí están de acuerdo con que sus datos viajen de aquí para allá.

¿Tendremos pronto un “mercadillo” de datos de Funcionarios en Tánger o en Bogota? Esperemos que no, pero en el caso de que algo ocurra, ya saben a que me refiero. ¿Quién será el responsable?

“El Talante” o Probablemente nosotros por callar y callar,

Empleados y Empleadas de Atento España

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más