Telefónica inició la triplicación a particulares el 2 de julio

Tras el envío de cartas y anexos
en las facturas anunciándolo, Telefónica inició
las migraciones masivas de clientes, de 1 mega a 3, el
pasado 2 de julio. Como os adelantábamos
en su día, la triplicación se hará por
zonas, y se habrá comenzado por aquellas centralitas que no
presenten ninguna dificultad para efectuarla. No tardaremos en
ir recibiendo noticias al respecto, que os trasladaremos con mucho
gusto.

Sin embargo, no todas están
en esta situación, muchos clientes no pueden ser migrados
actualmente, motivo por el que se están realizando, a marchas
forzadas, miles de reasignaciones de linea. Según el
caso e infraestructuras, unos están siendo pasados a ADSL2+
, que es lo más rápido y rentable para la operadora,
otros serán reubicados en otra centralita hasta que la
suya reúna las condiciones precisas y, a pocos, les bastará
con un simple cambio a otro DSLAM donde mismo están. En
definitiva, se haga como se haga, lo que se denomina un cambio en el
circuito ATM.

A medida que estas adecuaciones
de la red se van concluyendo, dichas zonas pasan a estar disponibles
para la siguiente fase, la triplicación en sí.
Ambas tareas se están realizando de forma solapada, para
acelerar el proceso.

El proceso de migración a 3
megas
, hablando ya a nivel individual, tendrá un plazo de
entre 5 y 7 días. Es decir, que cuando nos
toque, la linea puede estar inestable durante ese tiempo, no
más
. Recordemos que en la última duplicación,
también había unos días entre que el router
sincronizaba a la nueva velocidad hasta que, realmente, la teníamos.

Son más de 2.100.000 las
lineas implicadas en esta migración. Desgraciadamente, y
Telefónica cuenta con ello, a pesar de las
reasignaciones de ATM, la calidad de muchas de ellas no
permitirá que el usuario mantenga estos 3 megas. El
plan de la compañía es intentarlo con absolutamente
todos, y devolver, tras queja del cliente y apertura de
incidencia, a las condiciones anteriores a aquellos en los que el
experimento sea un rotundo fracaso.

Nos consta que las centralitas no están
para muchos trotes, así que, a quien Dios se la dé, San
Pedro se la bendiga.

Cargando...