CMT y CE: Dialogo de besugos

Esto es lo que hay y lo que va a haber
durante mucho tiempo. Nuestra CMT, que tan bien se las ha
apañado, siempre, para hacerlo mal a nivel nacional, ha
conseguido enzarzarse
en una lucha estúpida con Bruselas, en la que por
ahora, el único ganador
es France Telecom que actúa según las
directrices e intereses comerciales del Gobierno francés
y, de rebote, los vendedores de humo
y pizzas de origen cubano y con sede social en Londres.

Cumpliendo con sus obligaciones, la CMT
ha remitido a la Comisión Europea la normativa que, a
partir de ahora, piensa aplicar para estudiar si las futuras ofertas
de Telefónica perjudican a la competencia o no. Hasta
ahora el regulador español ha paralizado, de raíz,
multitud de ofertas que Telefónica pretendía
poner en el mercado minorista, unas porque la competencia no podía,
o quería, igualar, otras por el famoso estrechamiento de
margenes de beneficios.

Bruselas que, lógicamente,
lo que busca es la desaparición de la CMT no ha tardado
en responder. Traduciendo
a idioma de andar por casa, informan que no les gustan ni los baremos
que aplicaban antes, ni los que aplican ahora y,
estamos seguros, no les gustará ninguno que la CMT
decida aplicar, sea el que sea, y recuerdan que hagan lo que hagan,
ellos seguirán llevándole la contraria y poniendo
multas
cuando les apetezca.

La situación es insostenible.
Las operadoras no pueden elevar sus propuestas directamente a la CE,
y, haciéndole caso a una comisión reguladora nacional,
no se garantizan el librarse de sanciones
multimillonarias, por lo menos en el caso de las operadoras
incumbentes y más concretamente, en España.

Mientras, el usuario se encuentra con
una operadora dominante, referencia para los precios de las
demás. A esta operadora no le dejan hacer ofertas que
perjudiquen a las otras, que son felices en esta estrafalaria
situación y hasta se pueden permitir realquilar una linea a un
precio inferior al que puede alquilarla directamente la propietaria.

Y hasta que no se decrete un plazo
firme para el fin de la situación regulada de ex
monopolio
, seguiremos pagando el ADSL más caro de
Europa. Seria tan simple como decir dentro de 5 años, o
de 10, se permitirá a Telefónica competir en
igualdad de condiciones. El que quiera ponerse la pilas en ese plazo
sobrevivirá, el que quiera seguir viviendo del cuento y de los “hasta“, que se busque otro negocio. Pero no caerá
esa breva.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más