Un motivo para tanta oferta

Primero
fue ONO, con sus 25 megas, le siguió
Jazztel, su 50% de descuento, después
Orange, triplicación y descuento y por último,
ayer, Tele2, gratis lo que queda de año.

Una avalancha de ofertas, más o
menos rompedoras, que han lanzado todos, por el mismo motivo, unos
más obligados que otros, pero siempre basándose en un
dato fundamental y demoledor:
en el mes de julio la operadora dominante, Telefónica,
fue más dominante que nunca. Se hizo con un 71% de
todas las altas que se produjeron ese mes.

A la fuerza ahorcan. El mercado llevaba
mucho tiempo estabilizado en un 56% para Telefónica,
y el resto a repartir entre las operadoras alternativas. Ahora
se rompe ese curioso «equilibrio descompensado» que existía,
y lo hace para el lado del más potente, y es normal que se
enciendan todas las luces de alarma en las compañías
perjudicadas.

¿Surtirán efecto todas
estas agresivas campañas, con las que intentan defenderse las
demás operadoras? A falta de bola de cristal para ver el
futuro, nos arriesgaremos a dar opinión: sí, algo
maquillarán resultados, pero no tanto como les
gustaría a ellos y seguirá sin haber una competencia
digna de mención, como nos gustaría a nosotros.
Telefónica seguirá aumentando su cuota de
mercado y solo queda culpar de ello a la estrategia de quienes
compiten con ella.

Cargando...