La SGAE, para arreglar el asunto, propone que se paguen dos canon

Que las redes P2P preocupan a la
SGAE no merece la pena ni mencionarlo, de sobra es conocido,
el que la obsesión llegue a tanto como para escribirles
un libro ya es más digno de estudio.

El intercambio de obras
protegidas a través de las plataformas peer-to-peer

esta escrito por Rafael Sanchez Aristi, muy conocido en el
departamento de Derecho Civil de la Universidad Rey Juan Carlos,
donde es profesor, y el boletín del Instituto de Derechos
de Autor
se hace eco, en diciembre, de un resumen de las
principales elucubraciones del autor sobre el tema de como sangrarnos
por ser tan piratas y desalmados.

Por lo que parece, el libro empieza
precisando que quien usa una red de intercambio no comete ningún
delito
según la legislación española, por lo
que hay que cambiar esas leyes, y que el derecho a la intimidad
impide espiar para ver quien se baja algo con derecho de
autor, para luego poder cobrarle, por lo que lo indicado es que la
SGAE venda licencias para uso de las redes P2P, un
segundo canon que se añadiría al ya existente.
No creemos que diga gran cosa más esta obra, ignoramos si
opera prima o no, pero que nos considera primos a todos.

El Instituto de Derechos de Autor
está íntimamente ligado a la SGAE y presidido
por Antonio Delgado, ex consejero legal de la SGAE,
organización que, fiel a sus principios altruistas y sin animo
de lucro, le ha proporcionado, a dicho Instituto, una sede social que
ya la quisiese para él un Onassis, el Palacio del Infante
don Luis
, en Bobadilla del Monte.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más