Telefónica intenta acelerar el uso de sus nodos NGN

En un aparente pulso a la CMT,
Telefónica intenta acelerar
la implantación de su red NGN, aunque no piense, por
ahora, comercializar los 100 megas, con objeto de mantenerse
un paso por delante de sus más inmediatos rivales.

El proceso normal que seguiría
la CMT podría durar hasta un año y medio,
entre periodos de consultas, estudios y comunicación a
Bruselas, y Telefónica no quiere esperar tanto
para tener en marcha, aunque solo sea de forma latente, su FTTH.
Para acelerar este proceso comunicó a la Comisión,
a finales de enero, su intención de poner en marcha sus
primeros nodos NGN, los que sustituirán a las actuales
centralitas convencionales.

Puestas así las cosas, a la CMT
solo le queda tramitar, por método de urgencia, las consultas
a los demás operadores, ya que el tema les incumbe de manera
directa. Las conexiones por los nuevos nodos no pasaran por
las interconexiones actuales, por lo que un hipotético usuario
actual de esta nueva tecnología estaría incomunicado
con respecto a la telefonía de los rivales y viceversa.

Como es natural, habrá que fijar
las normas
para que todos los operadores sigan interconectados, y Telefónica
quiere que se haga rápidamente. La CMT pretende estar
en poder de todos los datos necesarios para el 25 de abril.

Independientemente de estas
escaramuzas, Telefónica sigue con sus planes
con respecto a los 30 megas, que, para que nadie pueda
impugnarlos directamente, pasarán por las actuales
centralitas. Si todo sigue lo previsto, los primeros VDSL, de
las primeras zonas elegidas, comenzarán a comercializarse en
abril.

No deja de sorprender esta maniobra.
Telefónica se encuentra en situación de tomarse
las cosas con más calma.
Podría centrarse en los 30 megas, que con llevar esa
modalidad a todo el territorio tiene bastante para dos años
por lo menos, y dejar la guerra
de centralitas para más adelante. Pero, si lo hacen, motivos
habrá. Solo queda la esperanza de que, algún día,
nos enteremos de ellos.

Cargando...