Telefónica vuelve a usar la baza de las inversiones

Mientras que la CMT y Bruselas
siguen con sus negociaciones,
Telefónica ha decidido volver a exponer su postura en
la cuestión de la futura nueva normativa de las redes de fibra
óptica.

Julio Linares, consejero
delegado de Telefónica, ha advertido
a la Comisión europea que si piensan que ellos van a
invertir «sí o sí», están muy equivocados,
que la tendencia actual de proteger más al que no
invierte que al que lo hace ya ha tocado fondo y que Telefónica
está dispuesta a cerrar el grifo «si el marco regulatorio
no ayuda a tener la tranquilidad de que vamos a recuperar la
inversión de forma razonable».

Un ultimátum en toda regla, y no
es la primera vez.  

Según Telefónica
hacen falta 400.000 millones de inversión para poder
tender unas redes que sean capaces de satisfacer las actuales
demandas y que, al ritmo actual, se van a tardar 20 años
en tenerlas.

En resumen, que Telefónica
cuenta con los medios y la tecnología como para crear una red
en que todos tengan todo el ancho que necesiten, que lo usen en
movilidad y que puedan almacenar en la Red, pero que si no se
les garantizan beneficios «razonables» que la Comisión,
y por tanto nosotros, se apañe con lo que hay.

Cargando...