Las alternativas ya pueden usar las canalizaciones de Telefónica

Una de las condiciones que impuso la
CMT a Telefónica para permitirle lanzar sus ofertas
sobre fibra óptica fue la de permitir que la competencia
pudiera usar las canalizaciones subterráneas que posee la operadora
dominante.

Tras relativos tiras y aflojas, pocos
ya que la preocupación de Telefónica iba más por otros
derroteros, como los límites que se le impusieran en los precios
mayoristas, la condición fue aceptada, cualquiera puede duplicar al
red de fibra existente y usando los mismos conductos, con lo que la
cosa se abarata en más de la mitad.

Solo faltaba que la CMT creara
el protocolo y normas básicas para esas solicitudes, y obras, y ese
día ha llegado.

Para nuestra sorpresa, aun no hemos
visto a ninguna operadora alternativa tirando cohetes y saliendo en
irreprimible manifestación de alegría a la calle, con sus pancartas
y banderas, y gritando que se van a gastar unos milloncejos en nuevas
infraestructuras

Cargando...