La SGAE afirma que la banda ancha roba audiencia a la televisión

No debería sorprendernos que los medios tradicionales vayan perdiendo algo de terreno en cuanto a la cantidad de uso que los damos en favor de las nuevas opciones de entretenimiento. Así, como las posibilidades crecen pero el día sigue con las mismas 24 horas, es razonable que si vemos mucho la televisión, escuchemos menos la radio. Para la mayoría resulta evidente que es cuestión de tiempo, una evolución razonable; y de ese modo se justifica que nuevos medios cómo Internet que combinan la mayor parte de las ventajas de los medios tradicionales acaben comiendo terreno  a nuestro tiempo diario. Más ahora que ya no se limita al escritorio de turno, sino que el monitor (ahora pantalla) lo llevamos en el móvil y llegamos a eso que se denomina la convergencia de medios.

Desconocemos si están muy al tanto de las tendencias audiovisuales o si sus áreas de conocimiento se extienden hasta el análisis sociológico que hace que cientos de estudiosos se tiren de los pelos, pero desde la SGAE no han tenido muchos problemas en afirmar que el motivo de que la televisión pierda audiencia es la banda ancha. En este aspecto hay poco que reprochar, ya que se trata una de las pocas veces que no se utiliza la red de redes como arma arrojadiza, pero resulta cuanto menos sorprendente que sea la sociedad de autores y editores la que realice esas conclusiones y, por otro lado, que las hayan realizado tan sumamente tarde.
En su caso, se refieren a que uno de los grandes culpables es que la
gente descarga películas, pese a que la recaudación en cines ha
aumentado en el último año. Se estima que se descargaron “ilegalmente”
hasta 460 millones de películas en el último año (en un país de  menos
de 50 millones de habitantes, incluidos niños y ancianos) frente a la
triste cifra que sitúa en apenas 12 millones las descargas de pago. El
Anuario de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales 2010 de la
SGAE, que es donde se presentaron los datos de la mano del secretario
general de la SGAE, Francisco Galindo, también concluye que casi el 85%
de la población dispone de banda ancha y más de la mitad utiliza
Internet de forma habitual. Parece complicado evitar el trasvase de
audiencia a no ser que lo limiten con otra ley.

Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo, pero puedes optar por no seguir si lo deseas. Aceptar Leer más