Internet a 61 megas de media en Japón, ocho en Portugal y uno en España

Existe en el imaginario colectivo la idea de que en Japón en esto de la banda ancha, como en tantas otras cosas relacionadas con la tecnología, nos sacan varios cuerpos de ventaja. Aquello se ve poco menos que como un paraíso de las redes y, desde luego, no es para menos. Lejos de contradecir esta opinión la información que llega vía Washington Post acerca del país del sol naciente constata que se trata de una referencia en todo el mundo.

La elevada densidad de población de Japón y su posición económica favorecen que se sitúen como líderes mundiales en cuanto al acceso a la banda ancha con conexiones medias de hasta 61 megas. Toda una locura si comparamos con que la media en España apenas alcanza el megabit por segundo de velocidad y se encuentra pareja a nuestros compañeros de México o Argentina. Además, con costes claramente superiores a los que también podemos encontrar en el segundo puesto mundial, Corea del Sur.

Pero no todo se queda en Asia y eso no debe valer de justificación, ya que en nuestro continente también encontramos quien nos haga sonrojar. No hace falta irse a Finlandia o Suecia, sino que basta con fijarse en los vecinos franceses para que sus más de 17 Mbps de media ridiculicen lo que ocurre al sur de los pirineos. Incluso en Portugal tienen unos nada despreciables 8 megas de media; especialmente sorprendentes si nos fijamos en que Reino Unido supera por poco los 2 Mbps.
¿Qué ocurre aquí para que la situación siga
pareciando positiva a muchos
?
Lo mismo deberían preguntarse en los EEUU, cuna y pulmón de los
servicios de Internet pese a quedar en puestos muy alejados de la cabeza
con unos 4,8 megas de media. Unas diferencias que no parecen responder a
la lógica más superficial y que para analizarse deben valorarse muchos
aspectos donde, seguro, el buen hacer de las políticas hacia las nuevas
tecnologías tiene mucho que ver.

Cargando...